Nutella, Pasta de Dátiles y mantequilla de maní Casera

 

¡Hola mis mamíferos preferidos!,

Qué ganitas tenia de escribirles nuevamente, pero no llegaba con los tiempos y hoy finalmente lo logré…YUPIE.

Miren, miren como me esmeré ¡je!. Tres recetas en una sola entrada, para todos los gustos y necesidades: Nutella, mantequilla de maní y pasta de dátiles.

Muchas veces la mayoría de las personas piensan que alimentarse sanamente está directamente relacionado con renunciar a todo lo que nos gusta, pero afortunadamente no siempre es así :-D. Por eso, me atrevo a parafrasear mi amiga Fernanda (copiona de Darwin): -¿cómo es la cosa?, ¿sobrevive el más fuerte o el que mejor se adapta?… nosotros por las dudas nos reinventamos y nos adaptamos al cambio. Si la industria nos venden alimentos que nos enferman, entonces los hacemos en casa.CHAN. ¿Seremos más fuertes así, Fer?.

La Nutella y la mantequilla de maní industrial, tienen muchísimos químicos o inductores de sabor, tal como el glutamato monosódico, que genera adicción. Si, si, adicción. ¿Viste cuando compras papas fritas chips, no paras hasta verle el final a la bolsa? (y encima te pareció poco), bueno, bueno, esa necesidad de comer y comer sín parar, lo provoca el GMS y OH!, casualidad, la Nutella también la tiene. Por eso, nos vamos a arremangar y convertirnos en nuestros propios productores de NUTELLA  saludable (pinchando en el link pueden leer un artículo sobre la tan mundialmente conocida -y adictiva- crema de avellanas)…ahora si SABREMOS QUE ESTAMOS COMIENDO, porque lo haremos nosotros mismos.

Antes que nada es importante que recuerden algo: salvo la pasta de dátiles, tanto la Nutella como la mantequilla de maní, están hechas con nueces, y si bien son super sanas, también son muy altas en grasas… si, si,si, ya sé, “grasas buenas”, pero grasas al fín, o sea hay que consumirlas con responsabilidad… Seamos: SAPIENS :-).

Primero que nada, les quería repetir (ya les conté en recetas anteriores) que es importante dejar, tanto las nueces, como cereales o semillas (salvo la linaza y la chia), en remojo o “activando” durante al menos 12 hs. Esta categoría de alimentos, tienen naturalmente inhibidores o antinutrientes como el ácido fítico, que dificultan la asimilación de nutrientes. Por otro lado, las nueces, si no las compramos en su estado natural,  o sea con cáscara ( ¡seria ideal! porque incluso conservan mejor minerales y vitaminas) podrían estar infectadas con hongos (aflatoxinas) altamente peligrosos. Por eso, es importante PLANIFICAR el menú con unos días de anticipación, sin apuros, para disfrutarlo en todo sentido.

Para las nueces, recomiendo ponerlas en agua una noche completa y al próximo día enjuagarlas y secarlas. Puede ser al sol, en un deshidratador, o en el horno a fuego muuuuuy bajito y con la puerta entreabierta. De esta manera tendremos la seguridad que ingeriremos nueces de mejor calidad. Todo lo que nos podría afectar, se lo llevará el agua :-).

Estas recetas a continuación, no llevan ni lácteos, ni gluten, ni conservantes. Están llenas de minerales como potasio, hierro, magnesio o fósforo y son ideales para consumirlas luego del deporte por su alto valor energético…así pues, si no mueven el esqueleto, no hay Nutella  :-P.

Bueno, mis queridos golosos, vamos a ponernos manos a la obra.

Pasta de dátiles:

– Cantidad de dátiles a gusto y presupuesto 😉
– Agua filtrada, cantidad necesaria.

Procedimiento:

La noche anterior, ponemos en un bol los dátiles con doble cantidad de agua.
A la mañana siguiente, escurrirlos y reservar el agua.

En una licuadora, ponemos los dátiles activados y le agregamos un poquito ( ¡aich!, un poquito dije, ché :P) del agua del remojo. Le damos marcha a la licuadora hasta obtener una pasta. Ponemos la preparación en un frasco o un tupper (de vidrio dentro de lo posible) y lo guardamos en la heladera.
La pasta de dátiles te sirve para untar el pan como la mermelada por ejemplo, pero también se puede usar para endulzar licuados, jugos, hacer salsas, mezclar con frutas o lo que se te ocurra. ¿Cuánto tiempo dura?, no sabría decirles exactamente porque en casa dura un suspiro, pero calculo que alrededor de 5-7 días.

En la foto a continuación, puse una cucharada de pasta de dátiles en un recipiente pequeño y la rebaje con un poco de agua, provocando que quede con una consistencia mas fluida. De esta manera se la puede usar como salsita para poner arriba de las frutas o panqueques, por ejemplo.

Pasta de dátiles

Mantequilla de Maní

– Maní o cacahuetes crudos, la cantidad que quieran. (yo uso normalmente dos tazas    grandes).
– Una multiprocesadora o una licuadora potente.

Preparación:

-Comprar maní/cacahuetes crudos, lavarlos bien lavaditos y ponerlos a activar.
-Al próximo día escurrir, secar, ponerlos en una bandeja y mandarlos al horno precalentado a unos 150 grados. A tostarlos lentamente.
-Cuando esten doraditos, los sacas y dejas enfriar.
-Una vez fríos los pones en la multiprocesadora o licuadora y dejas que mezcle un buen rato (dependiendo de la potencia puede demorar como unos 4-5 minutitos o más).
ES IMPORTANTE que no le pongas NADA, solo el maní tostado hasta que se haga una masa pegota y ya esta listo.
Si te gusta dulce, podes agregarle Stevia, sirup, melaza o jarabe, aunque sinceramente no tengo idea como quedará porque nosotros lo comemos así, sin nada.
– Guardar en un frasco o tupper de vidrio en un lugar fresco y seco (puede ir a la heladera también). ¡Y listo para comer!.

Dato extra para todos mis compatriotas argentinos: Cuando tengan ganas de comer Mantecol, (que es riquísimo, pero tan dañino, como su prima hermana la Nutella industrial) pueden cortar manzanas y untarlas con la mantequilla de maní. El sabor de esta combinación es MUUUY parecido. Un “pu-e-ma”.

mantequilla de mani

 

Nutella

Ingredientes:

– 2 1/2 tazas de avellanas crudas (dentro de lo posible, limpias, activadas y vuelta a secar…exactamente así como les explique mas arriba)
-2 cucharaditas de extracto/esencia de vainilla.
-1/3 de taza de cacao amargo en polvo.
– 2 puñados generosos de dátiles.
-2/3 de taza de leche de almendras.

 

Procedimiento:

– Precalentar el horno a unos 200 grados.
– Tostar las avellanas durante unos 10-15 minutos.
– Cuando esten listas, retirar y dejar que se enfrien.
– Una vez que estén completamente frías, ponerlas en un paño limpio y frotarlas unas con las otras para retirar la piel. Este paso puede ser un tanto difícil, pero no te vuelvas loco/a si no sale completamente, lo importante es que remuevas la mayor parte.
– Poné las avellanas en la licuadora o en la multiprocesadora (yo uso licuadora, es mucho mas potente) y batilo hasta que quede una manteca.
– Incorpora el resto de los ingredientes y continua batiendo hasta que quede una manteca homogénea.  Probala, si ves que no esta suficientemente dulce, agregale mas dátiles o si te gusta un poco de Stevia. Lo mismo si no esta lo suficientemente suave, agregale mas leche de almendras o si te gusta con más sabor a chocolate, agregale cacao, hasta que encuentres el punto de tu agrado.
– Guardalo en un frasco limpio o un tupper de vidrio.
– Conservar en un lugar fresco y oscuro, pero NO en la heladera.

NOTA: quien quiera comer Nutella crudivegano, lo único que debe hacer es NO tostar las avellanas y seguir con el mismo procedimiento :-). Y para quién sigue la dieta del Dr, Graham: 80-10-10, puede cambiar el cacao por algarroba y listo :-).

Ahora si, ¡buen provecho!

Nutella casera

Tarta de Calabaza Crudivegana- Pumpkin Pie

tarta Calabaza INuevamente trayendo una rica y facilísima receta para compartir en familia.
En esta parte del planeta el otoño se instalo en cada rinconcito y con él, llegaron también muchas frutas y verduras listas para deleitarnos el paladar y llenarnos de salud.

La calabaza es la protagonista de esta receta. La famosa Pumpkin Pie de nuestros hermanos estadounidenses que es muy solicitada en esta época del año.

La calabaza es una verdura riquísima en fibras y tiene una concentración de agua al casi 80%. también es un excelente antioxidante gracias a su alto contenido en betacarotenos o Pro vitamina A, esto significa que nos ayuda a eliminar radicales libres y evitar el envejecimiento de células. Es rica en vitaminas C, B, E z ácido fólico y también minerales como calcio, magnesio, manganeso y potasio.

La versatilidad de la calabaza, hace que la podamos incluir en la gastronomía en diferentes platos ricos, sanos y creativos: postres, guisos, pastas o simplemente natural cocida al vapor.
En muchas culturas también, forma parte de los primeros sabores que se le dan a probar a un bebé, junto con la zanahoria.

Para hoy elegí la variedad  Buttenut o  Anko ( asi la llamamos en Argentina), porque es bastante común y económica en todos los países.

¡Manos a la obra!.

Para esta receta necesitaremos lo siguiente:

Utensillos:
Licuadora.
Multiprocesadora.
-Un molde para bizchuelo, desmontable.
-papel para hornear.
-espatula.

tarta de calabaza II

Ingredientes:

Para la base:
-1 taza de avellanas activadas (en remojo por 12 hs).
-1 taza de dátiles.
-2 cucharadas de cacao amargo.

Para el relleno:
-3 tazas de calabaza (pueden usar la que les guste, yo elegí la Anko)
-1 taza de dátiles.
-la pulpa de 1 coco o 1 taza de coco rallado hidratado por 3 horas y colado.
– Especia para Pumpkin Pie a gusto.

Especia “Pumpkin Pie”
-1 cucharada de canela en polvo.
-1/2 cucharadita de clavo de olor en polvo.
-1/2 cucharadita de jengibre en polvo.
-1/2 cucharadita de pimienta de Jamaica.
-1/2 cucharadita de nuez moscada.
Como dato extra (no lo dije en el video, me olvide jejeje) pueden agregarle ralladura de limón.

Chocolate crudo:

2 cucharadas de manteca de coco
1 cucharada de aceite de coco
-1 cucharada de cacao amargo en polvo

Para quienes no consigan los ingredientes del chocolate, pueden espolvorear encima con cacao o simplemente dejarlo así.

El procedimiento, lo tendrán al detalle en el video que hicimos con mi pimpollita: Lara.
Tarta de calabaza Lara

Espero lo disfruten mucho y que les guste la receta.

Abrazos enooormes para todos.