Esmalte de uñas no tóxico Piggy Paint

la foto 3

Hace un tiempo atrás escribí en Facebook un post sobre cosmética. Si bien no soy experta en el tema, he leído lo suficiente como para tomar ciertos cuidados a la hora de elegir que me pongo en la piel. En aquel entonces di algunos detalles generales, pero nada en profundidad, por eso pensé que sería una buena idea traerles buena información, pero a su vez una solución alternativa.
Así, hoy nada de comiditas, si no, a aprender sobre lo que nos estamos poniendo en la piel, nuestro órgano mas grande.

La cosmética, en este estilo de vida natural, ocupa un lugar mas que importante, porque de nada sirve comer limpio, si luego nos vamos a estar poniendo un sin número de químicos provenientes de productos que al leer los ingredientes, no sabemos ni como pronunciarlos. Por eso, nada mejor que estar informados sobre CUALES son las consecuencias a largo plazo y que puedo usar como alternativa si no deseo renunciar a ellos.
Es bueno tener siempre en cuenta que la piel, absorbe todo lo que le pongas, es como si estuvieras “comiendo” por los poros.

Esmalte de uñas y sus tres principales ingredientes nocivos.

Hasta hace unos años atrás amaba pintarme las uñas. Hacerme la manicura y la pedicura cada 10 días, formaba parte de mi rutina de “higiene”. Me sentía prolija, en todos los aspectos, hasta que un día, mis uñas empezaron a debilitarse muchísimo, se quebraban fácilmente y el color que tenían al quitarles la pintura, no se veía para nada saludable…Asi empece a investigar que podía hacer para recuperarlas y me encontré con mucha información que desconocía completamente.

Para empezar, el primer ingrediente que tiene la mayoría es formol o formaldehído que sirve para darle un mejor efecto de acabado, pero resulta que el fuerte olor que despide es altamente cancerígeno, por eso cuando te compras uno, fíjate que sea libre de formol y en caso de decirlo, relee la etiqueta porque puede tener resina de formaldehido, que es básicamente lo mismo pero con otro nombre.

Luego  viene el  tolueno que es un derivado del petróleo, es disolvente de aceites, resinas y pinturas. Le da suavidad al esmalte y nuestro cuerpo lo absorbe por la respiración, por vía digestiva e incluso por la piel.  De verdad que cuando empece a leer cuales eran los efectos nocivos del tolueno sobre nuestro organismo, casi me da algo. Entre muchos síntomas como dolor de cabeza, confusión, alteraciones renales y hepáticas, problemas de audición y visión de colores. Pero lo peor de todo es que también podría afectar al feto durante su gestación provocándole microcefalia y daños el neurológicos. Esto es solo apenas un resumen, si quieren pueden leer mas aquí .

Y en tercer lugar, pero no menos importante, tenemos un compuesto químico de la familia de los ftalatos: el ftalato de Dibutilo, Dibutilftalato o Dibutyl Phthalate (DBP). El DBP actúa como plastificante y solvente por lo que evita que los esmaltes se astillen y les otorga flexibilidad y brillo. Los efectos que provoca en nuestra salud al ser fácilmente absorbido por la piel y al ser inhalado van desde causar náuseas, vómitos y mareos, hasta insuficiencias renales y hepáticas, además de vincularse a problemas uterinos en las mujeres y cáncer testicular en los hombres.

Pero seguramente estarás diciendo: ¡aaay que exagerada!, ¡nos hemos pintado las uñas durante décadas, y no pasa nada… ¡como mi abuela que esta mejor que yo!.
Juro que también lo pensé, pero luego me di cuenta, que si a los tóxicos del esmalte, le sumamos el de los cosméticos y productos de higiene personal, los de la limpieza del hogar (que por mas que se enjuague una y otra vez, siempre quedan residuos), la contaminación ambiental (que no es poca) y los agrotóxicos de los alimentos, no debería asombrarnos para nada, los problemas de salud que tenemos. Entonces no es un tema que deberiamos tomar a la ligera. Estamos haciendo algo por repetición y cada aplicación, el cuerpo tiene que generar un mecanismo de defensa para poder deshacerse de toda esa toxicidad y la mayoría de las veces no lo consigue y terminamos acumulando,  por eso la idea, es tratar de bajar al mínimo (lo mejor seria nada, pero bueno, poco a poco) dejándolo para ocasiones especiales. Con esto no significa que hay que andar toda desordenada,  para nada, yo aun, sin usar ningun químico me sigo arreglando las uñas, es lindo hacerse mimitos y continuar arreglandonos. Que una cosa, no quite la otra :).

piggy paint 2

Esmalte de uñas Piggy Paint.

Y aquí vengo con una alternativa que me encanta y les cuento por qué:

Mis hijas AMAN pintarse las uñas, siempre preguntando si pueden comprarse un esmalte, pero claro, sabiendo lo que ya se, NI loca dejo que lo hagan, pero un día entre a una juguetería a comprar un regalito de cumpleaños y me encontré con una muestra de esmaltes para niñas. Me entro la curiosidad, le tome una foto y en casa me puse a investigar de que se trataba y me pareció una propuesta genial, tanto para nosotras como para nuestras hijas.
Piggy Paint Forever Fancy Nail Polish nació de la mano de Melanie Hurley mamá de dos pequeñas coquetas de 6 y 8 años. Un día mientras les pintaba las uñas sobre una plato de telgopor que usaba de base para no manchar la superficie, dejo caer un poco y vio con mucha consternación como el liquido comenzaba a burbujear y comerse la espuma provocando un orificio. Luego probo con otros esmaltes y volvió a ocurrir lo mismo. Desde ese entonces, se prometio no usar nada más que este preparado con disolventes y así nació Piggy Paint, un esmalte de uñas completamente natural hecho a base de agua, no tóxico, natural y sin olor.

Aquí les dejo un video que lamentablemente esta en inglés, pero que se puede entender muy bien a través de las imágenes, especialmente la parte donde muestran como el esmalte tradicional “quema” el plato de plástico.

Los esmaltes los pueden comprar a través de Amazon.com y aunque el precio no es de los mas baratos, puede decirse que vale la pena.
Ahora si, tanto nosotras como nuestras hijas podemos compartir el esmalte de uñas sin preocuparnos por la toxicidad.

Les mando un beso enorme,
Caro.

Jugo de manzana tibio con especias.

Hace rato quería compartir esta receta fácil, deliciosa, natural y llena de beneficios nutricionales. Es realmente ideal para los primeros días frescos de otoño o pleno invierno.

La primera vez que tome una tacita de jugo tibio fue en Alemania hace unos 7 años atrás. Fue para un evento del jardín de infantes de mi hija mayor. Era una tarde de diciembre, como casi siempre súper fría en el país teutón. Las maestras habían organizado con mucha dedicación una reunión en el bosque para commemorar todos juntos la víspera de Navidad.

Les puedo asegurar que el frío que hacia ese día, “calaba los huesos”, pero las ganas de divertirnos y jugar con los peques fue mayor. Por eso ninguna excusa era valida, ¡a ponerse la ropa correcta y a disfrutar!.

Los alemanes, pueblo que tiene una amplia experiencia en esto de no pasar frío o mejor dicho “que el frío no te detenga”, prepararon un jugo “caliente” que cuando lo probé me supo a gloria. No sólo estaba riquísimo, si no que suavemente empece a sentir como ese calorcito me recorría el cuerpo…¡que placer para todos los sentidos!.

Así es que ni “lerda ni perezosa”, pedí la receta, que no es ninguna ciencia, sólo hay que tener ciertos utensilios de cocina.

Ingredientes

  • Unas 10 Manzanas rojas.
  • Canela a gusto.
  • Jengibre (opcional)
  • El jugo de medio limón.

Utensilios

  • Extractor de jugos.
  • Dos recipientes para calentar a baño María.

 

Procedimiento: 

  • Lavar bien las manzanas con un cepillo.
  • Pasarlas por el extractor de jugos.
  • Calentar agua y preparar un baño María.
  • Colocar el jugo al baño María, añadirle la canela y el jengibre si te gusta.
  • Revólver y una vez que sientas que esta tibiecito a servirlo y disfrutarlo.

¿Por qué baño Maria y no fuego directo?.

La realidad es que si se puede poner a fuego mínimo directo, el problema está en que cualquier alimento expuesto a una temperatura mayor de 42 grados Celsius, se “quema”. Las enzimas mueren y buena parte de los beneficios se los lleva el calor intenso.

Tal es así, que vamos a disfrutar de esta deliciosa bebida en forma Sapiens, o sea en la forma más sabia posible, para que nuestro cuerpo pueda aprovechar al máximo de todos los nutrientes que le damos.

Para finalizar un consejito extra: a la hora de beberlo, tratemos que sea en calma, suavemente y de a sorbitos, que si lo hacemos rápido y sin pausa, será un impacto para nuestro cuerpo y subirá rápidamente el índice de nuestra glucosa en sangre y eso no queremos…sabia la naturaleza, nos hizo para disfrutar.

Un abrazo enorme para todos, con amor,

Caro.

Panqueques de avena en 2 versiones saludables.

 

Hoy  mi hija más pequeña cumple 8 añitos y como habituamos en esta familia, lo festejamos a lo grande.

Por un día el agasajado, puede elegir el menú completo ( es mi regalito)…el único “problema” es que tratandose de peques, a veces esas elecciones, pueden no ser del todo saludable jajajaja, pero bueno, como es un evento especial y ocurre solo una vez al año, no pasa nada, que al fin y al cabo, fiesta es fiesta… ¡A celebrar!.

Igual, que sorpresa me lleve cuando me dijo: – “mami, quiero de esos panqueques, que me haces siempre…”, así es que muy rápidamente y feliz, me puse manos a la obra. Esos panqueques “de siempre” son totalmente sin gluten, sin azúcar, sin lácteos y con mucho sabor.

Tengo dos versiones, una vegana y la otra ovo-vegetariana, pero hoy hice la receta con huevo porque las bananas no estaban maduras.

 

Panqueques Ovo-vegetarianos

 

panqueques de avena

 

 

Ingredientes:

  • 1 taza de avena tradicional remojada durante toda la noche en abundante agua.
  • 1/2 vaina de vainilla o esencia de vainilla natural.
  • 3 cucharadas de pasta de dátiles o 2 cucharadas de azúcar de coco.
  • 2 huevos orgánicos frescos.
  • un pincel y un poco de aceite o grasa de coco.

Procedimiento:

  • después de una noche de remojo, colar y lavar la avena ( si queres saber por qué lee aquí)
  • En una licuadora (1) poner todos los ingredientes, menos el aceite de coco que es para la cocción.
  • Licuar a velocidad muy baja hasta que los ingredientes se incorporen.
  • Poner al fuego una buena sartén, pincelarla con aceite de coco, agregar la preparación y proceder hacer los panqueques como habitualmente.

 

Panqueques Veganos

 

panqueque de avena

 

Ingredientes:

  • 1 taza de avena tradicional remojada durante toda la noche (sin gluten)
  • 2 cucharadas de azúcar de coco
  • 2 bananas medianas maduras, cortadas en trozos
  • 3/4 taza de leche de almendras
  • un pincel y un poco de aceite o grasa de coco para la cocción

Procedimiento:

  • después del remojo de toda la noche, colar y lavar bien la avena.
  • En el vaso de la licuadora (1) poner la leche de almendras y las bananas. Licuar hasta obtener un puré.
  • Añadir el resto de los ingredientes y licuar a baja velocidad.
  • Poner al fuego una buena sartén, pincelarla con aceite de coco, agregar la preparación y proceder hacer los panqueques como siempre.

Muchos se preguntan a la hora de cambiar hábitos como se puede reemplazar el huevo en este tipo de preparaciones, y déjeme decirles que la banana es IDEAL. Liga cualquier masa y le da un sabor riquísimo.

Consejito extra para tener muy en cuenta: es una masa muy tierna, por lo que les recomiendo hacer discos pequeños, al mejor estilo panqueque americano para evitar que se rompan.

Para finalizar con el rico postre o desayuno (aquí en los EEUU es tradición a la mañana), nos toca agregarle algo que nos guste. Nosotros normalmente les ponemos  banana, manzana, frutos rojos, nueces pecan, pasas de uva  y como toque final a veces le agregamos canela o cacao, cacao nibs, sirup de maple o también pasta de dátiles rebajada con un poquito agua que le da una textura de salsa.

Disfruten mucho haciéndolos y comiéndolos, de verdad es una receta super sencilla de preparar, rica y nutritiva.

Besos, Caro.

 

 

 

Mi piedra fundamental

la foto-2
Hace ya 14 años que deje mi querido país y claro, al estar lejos, a veces recibimos hermosas visitas.  Entre ellas, mi mamá, que cada vez que viene es un acontecimiento :). No solo por su llegada, si no porque en su maleta, también “viene” un poco de la gente que amamos. A veces es comida, para “matar” la nostalgia, otras poullovers que con mucho amor y constancia teje mi tía Marta. También dibujos, fotos y cartas, pero la última vez que vino, trajo algo que me ayudaría a no olvidar nunca de donde vengo, apreciar cada día de mi vida y entender un poco quien realmente soy. Ese regalito era una piedra, de parte de Luis e Isabel.

Luisito e Isabel, son vecinos de toda la vida. Esos vecinos que mas que vecinos, son prácticamente tíos postizos, se alegran con tus alegrías, se entristecen con tus tristezas. Gente que te ama, que te cuida y pide porque estés bien, te encuentres donde te encuentres. “Se feliz Carito”, me dice siempre Luis…¿y cómo no serlo, con esta gente que me quiere tanto?. Si es que todos los humanos deberíamos tener tías y tíos postizos, juro que ¡son lo mas!.

 

piedra fundamental

 

Esa piedra va conmigo a todos lados y me sorprende que aún no la perdí, porque soy un despiste completo. No seria nada raro que aparezca en el desagüe del lavarropas o en el estante de las llaves, ¿o por que no?, en la mesa del comedor.

También es la piedra “viajera”, la llevo en el bolsillo donde sea, y como es un poco puntiaguda, molesta un poco, por eso apenas entro a casa, la dejo en la mesita de luz y otras veces ( la mayoría de ellas) donde abro la mano…igual, aunque a veces la doy por perdida, siempre se las ingenia para aparecer, “es mágica” como dice mi hija mas chiquita.

Mi piedra violeta, podría haber sido una piedra mas, o una cualquiera, de esas que solo acumulan polvo y uno se pregunta mas de una vez donde meterla, pero con el tiempo entendí que ese pedacito de años de evolución no ha llegado a mi vida por que si,  Luisito me la mando con toda la intención que me proteja, algo así como un amuleto. Ellos eligieron ese trocito de planeta, solo para mí, para que cada vez que la tocara, los tuviera presentes. A mi lado, protegiendome. Y juro que así es, porque ellos así lo desearon.

Igual, como no soy mucho de amuletos, le agregue una misión (algo que vi en el documental “El secreto” , me encanto la idea y la adopté), cada vez que la tengo en mis manos, me recuerda cual es su propósito: AGRADECER.

Agradezco, por la vida que tengo, por mis hijas, mi compañero, mi familia, mis amigos, mi perro, mi casa, el agua que me hidrata, la luz que ilumina mis ojos, la comida que me llena de energía, todos y cada uno de mis recuerdos felices, la salud de todos los que me rodean,  pero por sobretodo la maravillosa posibilidad que tengo de elegir a cada instante de mi vida. Y para eso está ella, para nunca olvidar que a pesar de cualquier adversidad, tengo cientos y miles de motivos, para ser feliz.

Así, no es que sea una chica suertuda, simplemente aprendí a darle gracias a la vida.

La simpleza del agradecimiento.

Hoy en día parece que la constante es  saludar a alguien con un ” ¡buenos días! ¿cómo estás?”, y como de forma casi automática la respuesta es: “bien, pero…” y ahí mismo uno no sabe bien que hacer, si huir como dibujito animado, poner piloto automático mental, buscar la primera salida de emergencia o dejarse llevar y simplemente acabar quejándose también.

¿Pero qué es lo que nos ha llevado a esta situación?, ¿por qué estamos tan vacíos?, ¿qué nos hace tan infelices?, por que tanto enojo con la vida?… si es que aparentemente lo tenemos todo, ¿o no?, pues evidentemente no. Hemos dejado de conectarnos con nosotros mismos,  y permitimos que lo cotidiano nos absorba por completo. Todo es déficit: poco amor, poco tiempo, poca felicidad, pocas alegrías…poco, poquito, nada…¿En qué nos hemos convertido?.

Y parece que  esta infelicidad, casi en forma constante ha sido tema de investigación para muchos científicos curiosos.

Hay estudios que han demostrado que las personas mas agradecidas, son las mas felices y positivas. Tienen éxito en sus vidas, se curan de sus enfermedades o simplemente no se enferman.

Agradecer te llena el alma, te hace apreciar todo lo positivo que pasa, y estimula ver el ” vaso medio lleno”. Esto no implica que necesites comparar tu vida con la de otro al que le vaya peor, si no, realmente ver en la tuya propia, todo lo bueno que tiene. Te animás a probar?, juro que no perdes nada. Lo prometo 😀

Empecemos con la motivación, veamos entonces, que nos pasa de bueno.

Beneficios de un cerebro agradecido:

  • La gratitud nos hace felices.
  • La gratitud reduce la ansiedad y la depresión.
  • Las personas agradecidas duermen mejor.
  • La gratitud fortalece las relaciones.
  • La gratitud promueve el perdón.
  • La gratitud nos hace más generosos.
  • La gratitud nos mantiene sanos.
  • Mantiene vivo nuestro espíritu infantil.
  • Nos conecta con nuestro presente.
  • La gratitud nos conecta con nuestros recuerdos mas bonitos.
  • La gratitud ayuda a cambiar la química de nuestro cuerpo provocando estados de felicidad.

Quiero empezar, ¿Cómo hago?.

  • Utiliza un objeto (como mi piedrita) para recordarte cada día, de agradecer. Así, cuando te metas la mano en el bolsillo y la toques, solo recuerda algo en tu vida que te llena completamente y agradece.
  • Escribe un diario. Y cada vez que comiences a escribir, haz un agradecimiento.
  • Escribe una lista de agradecimiento cada domingo y léela cada día de la semana.
  • No te olvides nunca de agradecer las oportunidades, tu salud, la naturaleza, los amigos, las relaciones, la familia.
  • Intenta siempre que tengas una adversidad, abstraerte de la situación y buscar el lado positivo, por mas dolorosa que esta sea. Eso nos ayudará a sobrellevar mejor esos momentos difíciles.
  • Dile a tus seres queridos cuanto los amas, y lo agradecido que estas de tenerlos en tu vida.
  • Sana los lazos con tus padres y agradece. Que gracias a esa union, hoy estas aquí.

El agradecimiento lo puedes incluir en tu rutina diaria, al levantarte, cuando te lavas los dientes, o en cualquier otro momento del día donde hagas algo repetitivo.

Con todo esto no quiero decir que vas a dejar de tener problemas, pero con toda seguridad, te ayudara a encararlos de otra manera.

Comienza cuanto antes y pronto podrás apreciar la enorme diferencia.

Y termino, con un GRAN agradecimiento, a vos, a ustedes, que me leen que me siguen y siempre cada día me motivan a darles lo mejor de mí. GRACIAS por permitirme entrar en tu vida y ayudarte a mejorarla.

GRACIAS SIEMPRE, Caro.

 

 

Si te interesa, aquí un poco de material de consulta:

Emmons y McCullough, 2003 en un documento PDF de la Universidad de Palermo .

10 estudios científicos sobre la gratitud 

Ser agradecidos nos hace mas felices – elpais.es