Como me curé la Candiadisis

Tuve candiadisis.
Sí, infección por cándida, la famosa cándida albicans.
Y como muchas personas en el mundo, no lo sabia. Sí, sí, es horrible y no me hacía feliz tenerla, pero estoy contenta de haberlo descubierto y poder atacar en el foco del problema. He encontrado una solución que hasta el momento me está dando excelentes resultados, pero primero vamos a ver de que se trata todo esto:

¿Qué es la Cándida Albincans?

La Cándida Albicans es un tipo de levadura (también llamado comúnmente: hongo) que habita en nuestro organismo, ayudando junto con otras bacterias al proceso de digestión. Hasta ahí todo bien. El problema comienza cuando la levadura se prolifera, hay un crecimiento excesivo y el desequilibrio de nuestra flora intestinal es inminente.

¿Que es la flora intestinal?

La flora intestinal es un ecosistema de bacterias y levaduras “buenas” dentro de nuestro intestino. Billones de bichitos conviven y trabajan en un sistema neuronal fascinante, eligiendo para nosotros lo que necesitamos y desechando lo que sería un peligro para el organismo, creando de esta manera nuestro sistema inmunológico. Es la encargada de absorber nutrientes, desechar toxicidad, proteger las paredes del intestino, incluso, desde el punto de vista holístico, es la encargada de darnos energía, bienestar, felicidad, sentimientos de empatía, entre otras miles de conexiones. No porque sí, se considera al intestino el segundo cerebro.
Si te fijas al detalle, cuando estás nervioso, ansioso e incluso enamorado, todas las sensaciones nacen desde tu barriga. Allí mismo, están estos bichitos encargados de tu salud general, de tus ganas de hacer cosas, y también, aunque parezca una exageración, tu visión positiva de la vida. Gran parte de tu ser nace en el intestino. Por eso la importancia de mantener sano y activo esta parte de tu cuerpo.

Entonces, si es normal tener cándida albicans en nuestro ecosistema interno, ¿por qué es peligrosa?

El problema no es la cándida, si no la candiadisis y empieza en nuestro estilo de vida. El estrés, sedentarismo, una dieta desequilibrada y la toxicidad del medio ambiente, generan un desorden gravísimo dentro de nuestro organismo provocando un escenario propicio para que surja la infección por cándida  , que es básicamente la proliferación (crecimiento desmedido y descontrolado) de levaduras que alguna vez fueron nuestra aliada, para ser mas clara, nace una enfermedad, bastante molesta y peligrosa.

La candiadisis es muy difícil de diagnosticar. Muchísimas personas la tienen y lo desconocen totalmente, ya que estamos acostumbrados atacar el síntoma y no la raíz del problema, incluso a veces en los análisis de laboratorio tampoco sale, pero podría estar causando muchas enfermedades que desorienta a cualquier trabajador de la salud.

El crecimiento desmedido de la cándida provoca, un desequilibrio total en el cuerpo. Principalmente afecta al sistema inmunitario, causando muchos problemas:

  • Fatiga crónica.
  • Acné
  • Deficiencias inmunitarias.
  • Alergias e intolerancias alimenticias.
  • Problemas digestivos ( flatulencia, ácidez, dolor de estómago)
  • Constipación (estreñimiento).
  • Sintomas pre-mestruales.
  • Urticarias y eczemas.
  • Migrañas.
  • Dolores musculares o calambres.
  • Dolores en las articulaciones.
  • Estar siempre nervioso, depresivo, cansado o con muy mala memoria.
  • Deficiencias de serotonina y dopamina.
  • Problemas para dormir.
  • Eres extremamente sensible al tabaco, perfumes u otros olores químicos.

La candida ataca mayoritariamente a mujeres, pero tanto hombres como niños están tan expuestos de la misma manera.  Las personas que han consumido por largos periodos, píldoras anticonceptivas, antibióticos o han estado expuestos a químicos, podrían estar sufriéndola y no saberlo.

 

La candidiadisis sería entonces responsable de:

Si ocurre en el intestino:

Desordenes intestinales.

Si es sistémico:

depresión, mal humor, antojos por azúcar, desordenes alimenticios, trastorno obsesivo compulsivo, deficit de atención y desordenes de hiperactividad, problemas de memoria.

Si se encuentra en ciertas cavidades del cuerpo:

infecciones vaginales, asma, sinusitis , aftas y otitis infecciosas crónicas.

Desordenes hormonales:

infertilidad, infecciones urinarias, endometriosis, dolor durante el acto sexual, irritaciones vaginales, resistencia a la insulina, diabetes y obesidad

Desordenes Inmunitarios:

autismo, artritis reumatoidea, Lupus, Miasthenia gravis, Fatiga Crónica, fibromialgia, intelorencia al gluten, Alzheimer.

¿Y en los bebés?

  • El feto puede heredar la cándida en el útero.
  • Colitis, constipación (estreñimiento)
  • irritaciones del pañal
  • eczemas
  • costra láctea

Como ven, es un espectro enorme el que abarca las infecciones por cándida, ya que este pequeñisimo hongo, cuando crece demasiado produce más de 79 diferentes ( peligrosas) bio-toxinas, por ejemplo la Glio-toxina desmenuza parte del ADN dentro de las células blancas de la sangre o la Mannan que envenena nuestro sistema inmunitario, como para nombrar algunas.

¿Y cómo me di cuenta?

Nada pasa por que sí en esta vida y mi amiga Laura, me paso el título de un libro hace algunos años, pero lo había dejado estacionado en la lista de: “Algun día los leeré”, mientras seguía en la intensa búsqueda del orígen de nuestras enfermedades y la causa de mis síntomas.
No entendía como llevando una dieta tan sana, que me había ayudado con la hipoglucemia reactiva, la rinitis, los pólipos en el útero, los ovarios y el hipotiroidismo, seguía teniendo reacciones alérgicas (que no salían en los test) y continuaban sumándose mas alergias (como la piña ahora), mas una fuerte reacción cutánea: urticarias, que me deformaban la cara. Si, es literal, quedaba un monstruo. Hace unos años, como anécdota, me ocurrió en un acto del colegio de mis hijas, los labios se me hincharon como el personaje femenino Jessica Rabbit de ¿Quién engañó a Roger Rabbit? jajajajaja…¿y los médicos? y bueno, creo que hacían lo que conocían y se limitaban a decir que tenia una reacción alérgica a algo. Lamentablemente estas escenas se repitieron y siempre me negué a tomar medicación. Quería encontrar la solución natural. Lo intenté todo, la dieta por supuesto, ni que se diga, pero también comencé con terapias alternativas para párasitos, dietas altas en carbohidratos, ayunos, que mejoraban un poco, pero al tiempo seguia igual o peor: mucha mucosidad, especialmente al levantarme, la nariz chorreaba- literalmente- liquido transparente, picazón en las comisuras de los ojos (pero las alergias daban negativas), urticarias en todo el cuerpo, comensón nasal, vaginal o anal casi incontrolable, en apariencia no tenia NADA, los médicos incluida mi naturópata, me decían que me tenía que relajar, que estaba demasiado pendiente, que cuando hiciera eso, todos los síntomas desaparecerían… ¿pero cómo podría relajarme si me sentía mal?, era yo la que saltaba de la cama a la mitad de la noche toda brotada metiéndome en la ducha para bajar la inflamación…y en el ultimo tiempo, especialmente durante el proceso de mudanza se hizo insostenible…hasta que abrí finalmente el libro…

 entra DONNA GATES y su libro: Body Ecology Diet a mi vida.

 Pinchando aquí puedes obtener el libro a través de Amazon

11872230_10206396262958719_5394942359324171621_o

Pinchando aquí puedes obtener el libro a través de Amazón

Ya tenía el libro y había comenzado a leerlo cuando Donna, fue exponente en mi escuela de Coaching Nutricional: Integrative Nutrition. Vi su cátedra mas de 5 veces, la analice una y otra vez, para que nada me quedara al azar, consulte otras bibliografías y dietas para estar segura que era realmente esto…y a medida que leía y mas averiguaba, empece a ver que tanto mi hermana, como mis padres y los padres de mis padres, la han padecido sín saber. Y allí comencé mi nuevo camino.

Después del hermoso viaje desde EEUU, llegamos a Costa Rica, si bien estaba feliz, empece a tener problemas fuertes de infección en la planta de mi pié y por las noches, mas precisamente al atardecer/noche ( el horario que normalmente me acontecía) me llenaba de urticaria por todos lados, especialmente en zonas donde tenia roce con la ropa…Mi pié se empezó a llenar de hongos, pero para ese momento ya sabía que tenia cándida, porque este hongo lo llevo conmigo desde que me acuerdo, solo que a veces ha estado mejor y se minimizaba, pero esta vez el dolor era muchísimo peor que en otras ocasiones, Así finalmente di el paso final y me emprendí en este nuevo camino.

 ¿De qué se trata Body Ecology Diet? ( B.E.D.)

Es una dieta alcalina que te ayuda a restaurar tu ecosistema interno, combatiendo como primera instancia la Cándida Albicans a través de restringir al máximo la ingesta de ciertos carbohidratos, ya que se alimenta de la glucosa que genera el cuerpo a través de los alimentos. Entonces la idea es bajarla a lo mínimo como para alimentar al cuerpo sin que quede nada para la cándida :-D. Básicamente matamos de hambre al hongo.

Los 7 principios

  • Principio #1 expansión y contracción , algo así como los principios del yin-yang en la macrobiótica.
  • Principio #2 ácido/alcalino:  alto incremento de verduras de hojas verdes intentando mantener la alcalinidad en el cuerpo, eligiendo los alimentos dependiendo de su Ph, mientras mas alcalino, mejor. Sin embargo las frutas, por su alto contenido en fructosa, no están recomendadas en la primera fase inicial.
  • Principio #3 individualidad: puede hacerla tanto un vegano como alguien que consume proteína animal, esto la hace respetar al individuo como ser único con necesidades únicas.
  • Principio #4 desintoxicación: la primera fase de la dieta, la mas dura, es de desintoxicación completa. Se necesita de un tiempo tranquilo y la disponibilidad de hacerse enemas o hidroterapias colonicas.
  • Principio #5 combinacion de alimentos: trofoterapia.
  • Principio #6 80/20: esta regla es aplicable a tu plato y a tu digestion. Significa que el 80% de tu plato debe ser alcalino y un 20% ácido, y en esta dieta, la digestión es FUNDAMENTAL, por eso debes comer hasta tener tu estomago un 80% lleno y parar, ya que la cándida se prolifera cuando has comido en exceso y el cuerpo no logra hacer una digestión adecuada, los alimentos se fermentan, generan glucosa y de esta manera en vez de combatirla, la estamos protegiendo.

Las dos fases de la dieta:

En la primera la desintoxicación es completa, se mata a la cándida y se restaura el sistema inmunológico interno y en la segunda se reincorporan las frutas y todos los otros alimentos que hemos dejado de comer para limpiarnos y renacer.

Alimentos fermentados, la estrella de  BED

  Pinchando aquí puedes obtener el libro a través de Amazon

image                                    Pinchando aquí puedes obtener el libro a través de Amazon

 

De una manera adecuada y muy bien planificada se incorporan alimentos fermentados, que se pueden hacer en casa con ingredientes ecónomicos:

  • Kefir de agua de coco
  • Kefir de leche cruda de cabra.
  • Sauerkraut o mas conocido como chucrut.
  • y verduras fermentadas de todo tipo.

 

Y aquí mismo queria contarles algo que los va a sorprender :-)…Los que me conocen hace años saben la postura y opinión que tengo sobre los lácteos, incluso escribí un articulo al respecto en este blog que pueden leer, pero hace un tiempo atrás empecé a observar que el problema de la leche no estaba en el lácteo en sí, si no en su origen, sus cuidados, etc. Entendí que si se consume leche cruda, de cabra, criada en un ambiente natural, alimentada a pasto, y que se ordeña cuando ha parido una cría por concepción natural ( y está a su lado), podría ser muy beneficioso. Un animal criado en libertad y feliz produce una leche de calidad significativamente superior. De hecho, mi hija más chica tiene alergia a la proteína de la leche, y hace poco mas de dos semanas les preparé helado de kéfir, lo comió y no le paso absolutamente nada…de todas formas sigo creyendo que consumir lácteos en todo tipo de alimentos y a cada rato, es extremamente dañino tanto para el que lo consume, como para el animal, PERO…respetando los procesos de recolección y elaboración ancestrales, es posible consumirlo en porciones pequeñas para obtener grandes beneficios nutricionales. No necesitamos la cantidad de leche que se toma, en cambio sí necesitamos alimentos fermentados y el kefir de leche es el rey para fortalecer un sistema inmunitario pobre, solo hay que preparar el intestino, reeducar nuestra alimentación por completo y el cuerpo, con su maravillosa capacidad de recuperación hará el resto del trabajo.

Entonces, el lácteo crudo y fermentado, o el geeh (alimento también recomendado en BED), no es dañino si se toma a consciencia. Sabiendo exactamente sus pros y contras, rescatando siempre lo mejor. Un litro de leche diaria, no es sano para ningún ser. Con seguridad.

Pinchando aquí puedes obtener el libro a través Amazon

Mi experiencia Body Ecology Diet

Luego de pasar la semana de desintoxicación que fue bastante dura, con una crisis importante, he mejorado sustancialmente mi digestión, tengo más energía, puedo pensar más claramente, más concentración, estoy más tranquila y contenta (aunque soy una persona muy positiva, feliz y divertida, solo que ahora lo siento como en linea constante) pero sobre todo la infección que tenía en la planta del pié derecho, que no me dejaba dormir o caminar, está remitido totalmente. La mucosidad nasal, los picores, incluso mi salud vaginal, ha dado un giro total. Mi urticaria es casi un recuerdo, porque tengo a veces una pequeña molestia donde me sujeta el elástico de la ropa interior, pero significa que también en este aspecto la mejora es rápidisima…Sé que aun no estoy 100% lista, pero siento desde adentro que el cambio se esta produciendo, incluso me pongo feliz cuando la piel de mi pié se pone tirante por la sequedad. De verdad que me parece fascinante la respuesta del cuerpo cuando le damos lo que necesita.

Y aquí les dejo una muestra en tan solo dos semanas de dieta cumplida al pié de la letra.

Pinchando aquí puedes obtener el libro a través de Amazon

11888025_10206539686984230_1900487016363041570_n

Pinchando aquí puedes obtener el libro a través de Amazon

Ya vimos todos los beneficios, ¿cuáles son las contras?

  • La primera y más importante para el mercado hispanoparlante, el libro, lamentablemente aún no esta en español, pero tengo en conocimiento que están en proceso de traducción. Es solo cuestion de esperar.
  • La primera fase de eliminación, la desintoxicación, es fuerte. Se torna difícil hacer vida normal, aunque no es imposible. Se pueden sufrir alguno de los síntomas normales de cualquier otra detox: diarrea, dolor de cabeza, dolor de garganta, de oídos, dolor de estomago, (algunas personas pueden experimentar anginas), náuseas, que se minimizan o erradican con la limpieza del colon, pero tranquilo, una vez superado, empieza el renacer. Vale la pena.
  • Cuando estas fuera todo el día hay que tener la disciplina de preparar los alimentos para llevarlos al trabajo, o donde sea. B.E.D, tiene toda una linea de productos, pero también es posible llevarla a cabo aún sin disponer de todos los suplementos nutricionales sugeridos.
  • En los restaurantes la elección está muy limitada a ensaladas, si tienen quinoa sentite dichoso 🙂
  • La primera fase es muy restrictiva nutricionalmente, hay que ser muy disciplinado, focalizarnos saludables a futuro, para mantenernos motivados. También es posible…porque si yo puedo, ¡ustedes también!

 

¿Como consigo tener mas informaciones?

He creado un grupo en Facebook  que se llama Body Ecology Diet- Grupo de apoyo en español, donde pueden encontrarme junto a otras colegas certificadas como asesores de salud holística por IIN, que estamos probando la dieta en nuestros cuerpos, para ayudar a otras personas a salir adelante con esta enfermedad, así el asesoramiento será completo.

Es importante entender que esto no es un régimen de dos semanas si no un estilo de vida. Llevar un dieta rica en fermentados, verduras, frutas y proteínas, bajas en granos, alimentos refinados, procesados, azúcares, alcohol, y todo aquello que podría afectar nuestra salud interior, afectaría nuevamente todo nuestro ecosistema interno provocando una decaida y regresar nuevamente a los problemas de antes de la dieta. Con esto no quiero decir que nunca mas podran comer esas cositas que les gustan, nada mas lejos, podrás hacerlo claro, pero no todos los días si quieres mantenerte longevo y sano ;-).
Esto se trata de una reeducación nutricional, de ver tus alimentos desde otra perspectiva, de entender que no todas nuestras elecciones alimenticias pueden ser emocionales, si no con consciencia.

Espero de todo corazón ayudarlos con este artículo, divulguen, haganlo un virus, compartan con amigos, familiares que tienen diabetes, cancer, HIV+, hipotiroidismo, hongos, eczemas, fibromialgia, artritis, o cualquier tipo de desorden inmunitario, hay una salida natural, que lleva mucha, mucha disciplina, pero es posible…yo soy la muestra de ello, entonces…

¡¡¡ Si yo puedo, ustedes también!!!

Con todo mi amor,
Caro.

¡Viva el humus!

image

El humus, hummus o houmous (puré o crema de garbanzos) es un plato de origen árabe, que se ha vuelto muy popular en los últimos años, pero he notado que mucha gente, lo prepara con garbanzos de lata o lo compra en el supermercado listo, porque no lo sabe hacer, o simplemente piensa que la preparación es muy elaborada, pero no es así, una vez más aquí estoy para romper los mitos y mostrarles que puede ser muy simple, intentando con esto, llegar al objetivo como health coach (asesor de salud holística), la elaboración desde cero de tu propio alimento, conectarte con él y empezar a recuperar tu salud, tu energía y tu bienestar.

¿Qué tiene de especial esta legumbre?

Remontándonos en el tiempo, se cree que el origen del cultivo del garbanzo se ubica en el mediterraneo oriental: Grecia, Turquia o Siria, para luego llegar a España y expandirse al resto del mundo.

Este granito de forma tan simpática, es poseedor de un alto valor nutricional: es rico en proteínas, almidón y lípidos (grasas). Posee una gran variedad de vitaminas B y minerales como el hierro (superando por tres veces al de la carne), fósforo, potasio, magnesio, calcio y zinc, por eso, sería una lástima no aprovecharlo, porque a parte de ser muy económico, se puede preparar de muchísimas maneras, el humus, será solo una genial manera de introducirlo a nuestra dieta, especialmente si estas buscando comer menos carne o en transición a una dieta vegetariana.

Mi historia

Por parte de mi papá soy de origen árabe, sirio libanesa, para ser mas precisa. Tercera generación nacida en Argentina. Sin embargo, nunca aprendí nada de la cultura, ni tan siquiera el idioma. Con mi papá se ha perdido todo el arte culinario árabe, no porque no haya sabido cocinar, si no pues, porque fue un evolución natural de la adaptación al país y lógicamente, hacemos más cosas argentinas, que las que trajo mi tatarabuelo en el barco.
En mi casa, a veces se cocinaba alguna receta, pero era en ocasiones contadas. Mi abuela enseñó a mi mamá algunos platos, pero nada que yo recordara con muchas ganas de comer, ya que se trataba de kibbeh crudo y a mí, sinceramente, me daba muchísimo asco…por suerte mi mamá, la consentidora, siempre nos cocinaba a mí y a mi hermana otra comida :-).

Reencontrándome en Alemania

Con el correr de los años, me fuí a vivir Alemania, y ya mi curiosidad por los nuevos sabores era muy fuerte y en este país, que posee como primera minoría personas de origen turco, subseguida por las árabes fue ideal para reintroducirme en los sabores de la tierra de mi tatarabuelo. Así, volviendo al tema, por esta razón, es muy común que en ciertas ciudades se encuentren barrios que les llaman “pequeña Estambul”, donde abundan las tienditas típicas,  incluso las de comida hindú….

Mientras vivimos en la ciudad de Wiesbaden, me encantaba ir a la Wellritzstrasse, donde disfrutaba mucho del entorno y las delicias de medio oriente: de verdad, no se como lo hacen, pero el té negro simplemente sabe mejor cuando ellos lo preparan, que cuando intento hacerlo en casa :-).

Si bien los árabes y turcos nada tienen que ver entre ellos o con Argentina, el bullicio, los olores, la gente conversando en voz alta y las risas a todo pulmón, me trasladaban a mi tierra, era una pequeña caricia al alma. De esta manera apaciguaba un poco la falta de los míos…así fue como de repente empece hacer casi todas las compras de la casa en las pequeñas tiendas de este barrio. Amaba ir a esta verdulería (foto abajo) porque mientras compraba podía “pellizcar” las frutas que quisiera y nadie me llamaba la atención, solo me faltaba decirle: ¿”son dulces estas mandarinas, don”?. También me encantaba la flexibilidad con la cual podían adaptar sus productos a mis necesidades argentinas…con el tiempo empece a encariñarme con el lugar y su gente, y ya para mí los limones, aceitunas, especias, aceite de oliva, que allí vendían, eran los mejores de la ciudad.

24_7__auslaender_b_1162558p
Fue en Alemania, en ese mismísimo barrio, donde por primera vez en mi vida probaría el humus, para nunca mas dejarlo :-). Aprendí hacerlo e incorporarlo a mi dieta. La preparación básica es rápida y mas aún si podemos planificarla un poco.
Para empezar siempre uso garbanzos de buena calidad y crudos. Los pongo en remojo durante al menos 12 hs, para remover todo tipo de inhibidores (ácido fítico y hongos, por ejemplo) que dificultan la asimilación de nutrientes y provocan esos malestares flatulentos. Al siguiente día en una cacerola, agrego los garbanzos limpios conjuntamente con una hoja de laurel, abundante agua y los cocino, pero me gusta hacerlo tranquilo, a fuego mínimo, mientras mas pequeño mejor, (si tienen una olla de cocción lenta, mejor aún) para que durante el proceso se pueda conservar mejor los nutrientes. Una vez que están listos y fríos, los separo en porciones de una taza y los congelo. De esta manera con solo sacarlos una horita antes de la preparación para descongelar, puedo tener una rica y nutritiva entrada o snack.
Mis hijas aman el humus, especialmente la mayor. Es una fiesta cada vez que lo hago. Lo comemos de muchas y riquísimas variaciones: con pimiento morrón, albahaca, espinaca, remolachas o crudo, si, si crudo…que también es delicioso, pero hoy solo les traigo la receta básica y cocida, para que luego ustedes, puedan dejar volar la creatividad y le agreguen la verdura que les gusta.

image

 

Ingredientes:

  • 1 taza de garbanzos cocidos
  • 1/3 de taza de tahini (pasta de sésamo o ajonjolí)
  • 2 cucharadas de aceite de olivas
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 1 diente de ajo
  • agua, en caso de necesitarla.
  • decoración: aceite de olivas y un poco de pimentón dulce (paprika) o comino.

 

Procedimiento:

Agregar todos los ingredientes en la licuadora, menos los de la decoración y batir a máxima potencia. Si ves que no se mezcla adecuadamente y no queda homogénea, se le puede agregar un poquito de agua (pero un poquito, ¡eh!) y continuar batiendo.
Servir en un plato, agregarle por encima la paprika o el comino ( a mi me gusta mas con comino, pero logicamente es una cuestión de gustos) y un chorrito de aceite de olivas. Servir con pan pita.

image

 

¿Con qué acompañarlo?

Una ensaladita tabule (tabboulah), un pimiento morrón al natural y unas riquísimas aceitunas son geniales para este fresco y delicioso plato.

Última receta: pimiento rojo asado

Si deseas hacer pimiento al natural, es muy sencillo. Poner el pimiento rojo limpio directamente en la hornalla a gas (sin miedo, es así como se hace) y dejar que la pielcita se queme, mientras lo vas girando, prestando mucha atención de no quemarte (usar pinzas es lo adecuado). Cuando todo el pimiento este “quemado”, retirarlo del fuego y meterlo en una bolsa de plástico. Esperar unos 10 minutos y proceder a retirarle toda los restos y abrirlo para quitar las semillas. Cortarlo en tiras y agregarles un poco de aceite de oliva. Son ideales para agregar a las ensaladas, sandwichs, o lo simplemente comerlos así solitos.

image

 

Espero de todo corazón que les haya motivado esta receta y se animen a prepararlo en casa. La primera vez, como casi todo en la vida, te encontrarás un poco perdido, pero luego con la práctica te resultará facilísimo y divertido, incluso los niños pueden hacerlo sin problemas,

Cualquier pregunta, no duden en escribirme aquí en el blog, que encantada de la vida, los ayudaré.

Con amor,

Caro.

 

10 CONSEJOS PARA MEJORAR HABITOS ALIMENTICIOS

 

FullSizeRender-2

Cambiar hábitos puede llegar a ser muy difícil y hasta desmotivador si pretendemos llevarlos a cabo de la noche a la mañana, por eso, les prepare una pequeña guía para comenzar lentamente a observarnos. La idea es que sea un proceso llevadero y que puedas disfrutar de la transición. Recuerda que no es una obligación, es algo que deseas, por eso, intenta buscarle el lado positivo a todas las situaciones donde creas que decaes.  Te aseguro que cuando esos cambios sucedan en forma paulatina, tu alimentación entrara en una línea estable, constante e inteligente, porque básicamente organizarás y planificaras tu dieta para obtener de ella los mejores beneficios.

Algunos pensarán que con la vida moderna, planificar qué voy a comer mañana, se torna difícil, incluso pesado y hasta estresante: ¡uuufff, qué pereza! y caemos irremediablemente en la misma comidita de siempre. Seamos astutos, ganemos esta partida al cerebro que siempre quiere economizar energía, vamos a exigirnos un poquito, vale la pena, se los prometo :).

Las 10 llaves al cambio. 

  1. Como primera medida, necesitamos saber qué comemos. Una buena manera sería, al principio, alimentarse como siempre, sin modificar nada, y en un cuaderno llevar el apunte de todo lo que ingerís, (¡sin mentirnos eh!, que no vale) y al final del día, darle una leidita. Te va a sorprender la inestabilidad calórica que tiene el cuerpo, la cantidad de horas que pasas sin comer, el exceso de carnes (ya sean, rojas o blancas), químicos, colorantes, lácteos, grasas y azúcar que ingresan a tu cuerpo, ¡pero no te desanimes!, la idea es mejorar este aspecto, por esa razón estas tomando nota.
  2. Cuando entiendas y puedas ver dónde están tus hábitos mas dañinos, podrás ir cambiándolos poco a poco. Por ejemplo, si en la tarde, te atrapan unas ganas terribles de comer algo dulce, come fruta de estación hasta quedar saciado e intenta hacer algo que te distraiga: leer, meditar, adelantar ese trabajo que tenías retrasado, da una vuelta en bicicleta, llama a un amigo y paseen un ratito…simplemente haz una actividad que te quite mentalmente de la situación. Pero solo haz el cambio de uno en uno, si te dan antojitos a la media mañana, pues permitelo y come una porción menor de lo habitual. Ve alternando y probando como te sienta mejor, poco a poco. La idea es cambiar el hábito, o sea, que sea una constante a lo largo de tu vida. No es una obligación, si no un placer.
  3. ¡Olvidate de la báscula/balanza!. No tiene sentido pesarse todo el tiempo. Cambiar un hábito alimenticio es pensar en invertir en salud a largo plazo. No es cuestión de tener kilos demás o  de menos, si no de encontrar el mejor camino hacia una vida plena y que este cambio no signifique una restricción, ni una exigencia, ni algo que te quite las ganas de continuar. Si comes lo que tu cuerpo necesita, bajar de peso, será solo una grata consecuencia de tus nuevos actos.
  4. Escucha a tu cuerpo y dale alimentos simples y poco condimentados. Una pizca de sal de mar, un chorrito de aceite de oliva, un poco de pimienta, o nada . Re-educa tu paladar, enseñale a disfrutar el sabor simple de un alimento al natural, sin nada extra. Eso te hará apreciar mejor todos los sabores, así cuando comas algo más condimentado te sabrá a gloria.
    Los platos no deberían ser demasiado complicados, la salud se encuentra en la simpleza. Recuerda que mientras menos mezclas, mas saludable y fácil será tu digestión. Incorpóralos lentamente en la dieta, la cena es un momento ideal, nada mas lindo que ir a dormir livianito.
  5. Ir paso a paso, sin prisas, que hay mucho por aprender y si lo haces todo junto, te va a agobiar. Al cuerpo los cambios bruscos no le gustan (la pasas mal, si, si,si), por eso mejor darse sus tiempos y hacer pasos pequeños pero seguros y al cabo de un mes podrás apreciar el gran giro que haz logrado. Eso te dará motivación a querer más. Por eso, tranqui.
  6. Optimiza tus compras. Cuando vayas al supermercado, sospecha de todo aquello que tenga una lista interminable de ingredientes raros, sobre todo si lo que pone la etiqueta suena como jeringoso mal escrito :P, respira profundo, se fuerte y pasa de él olímpicamente. El cuerpo humano y su genial perfección está diseñado para procesar y asimilar alimentos que no tienen código de barras ;-). Así, todo aquello que no puedas leer, será altamente complejo para la digestión y acabara por quitarte energía. Recuerda: tu salud empieza en la digestión.Veras que al final, cuando llegues a la caja, tu compra serán verduras, frutas, granos y nueces….y si, vas a tener que cocinar, pero lo intentaremos juntos, para que sea rico, rápido y dentro de lo posible orgánico, de la zona y con lo que nos da la temporada.IMG_1440
  7. Intenta comer un 80% de la porción. Con el estómago medio lleno es mas fácil y ligera la digestión.
  8. Relacionate con tus alimentos desde otra perspectiva. No como algo que te quita el hambre y ya, si no como proveedor de energía, bienestar y salud.
  9. Focaliza a donde queres llegar. Focalizar nuestros objetivos cada día, nos ayuda a mantener en alto la motivación y no decaer. Podes usar tu cuaderno de notas, para escribir incluso como te sientes. La lectura de nuestras propias notas nos recuerda hacia donde nos dirigimos y no perdernos en el camino.
  10. Permitite equivocarte, no pasa nada si un día no logras mantener tu objetivo, lo importante es que te des cuenta y sin culpas lo vuelvas a intentar.

 

Confia en tu capacidad de modificar lo que no te gusta, rompe prejuicios, costumbres, rituales y si no da el resultado esperado, volve a intentarlo, aprecia la enseñanza que nos deja practicar la prueba y error.

Con amor, Caro.

 

 

 

Ensalada Asiática Fría

image

Después de algunos meses,  por fín publico una de mis recetas preferidas. No solo porque es riquísima, si no porque también es muy económica, rinde mucho y es super versátil.

Me la enseñó una amiga tailandesa hace muchísimos años, cuando aún no era mamá y vivíamos en Alemania. Ella como yo, somos apasionadas de la cocina y el buen comer. Así, a parte de divertirnos mucho juntas, compartíamos nuestras culturas culinarias.

La receta es super asequible, solo hay que tener un buen cuchillo para cortar finamente las verduras crudas para que  luego sea más fácil masticar y saborear.

Los fideos Celofán

Esta ensalada se prepara con fideos celofán, son tipo cabellos de ángel pero de arroz, . Es muy típico de la cocina asiática.  No tienen ni fibra, ni ningún valor nutricional, pero no contiene gluten y se digiere fácilmente. Durante el proceso, existe una cómoda sensación de ligereza.
Para su preparación se calienta agua y un poco antes de romper el hervor, se retira del fuego y se sumergen los fideos, se los deja unos 5 minutos y se los retira “al dente“, ¡pero cuidado!, porque si se los deja más de 10 minutos, puede pasar que se ablanden demasiado. En caso que te gusten así, ya sabes como proceder. Por otro lado lo que más me gusta, que si bien es un producto industrial, solo tiene dos ingredientes (que puedo leer jejeje) en su receta de elaboración y lo hace “más seguro”.
La ensalada es fría e ideal para los días de calor. Todos los ingredientes principales exceptuando los fideos, son crudos, pero también sirve para los días de frío, donde necesitamos una receta rápida cuando estamos con poco tiempo.

 Hoy se las traigo con verduras económicas y fácil de conseguir, pero también podes usar tu imaginación y divertirte con otros ingredientes, como frutas tipo papaya o mango, que le dan un sabor super exótico.

image

 

Ensalada Fría Asiática

    Ingredientes

  • 4 paquetes individuales de fideos celofán.
  • 1 zanahoria.
  • 1 pepino.
  • 1 pimiento rojo.
  • 
1 puñado de cilantro fresco.
  • 1 jugo de lima o limón.
  • 1 diente de ajo.
  • 
1 cucharada de jengibre fresco.
  • 1/2 taza de maní/cacahuate tostado y sín sal.
  • 
2 cucharaditas de aceite tostada de sésamo.
  • salsa de soja y sal a gusto.
  • 
pimienta cayena o chile opcional.Procedimiento:Unas 

2 horas antes de aliñar la ensalada preparar los fideos como lo explique más arriba o como indique el paquete (también los podes hacer la noche anterior y guardarlos en un tupper cerrado en la heladera, la idea es que estén fríos).

 Una vez listos, reservar en la heladera.Empezar a cortar las verduras como más te guste. Yo preferí, esta vez, cortarlas en bastones pequeños y finos, pero también queda muy bien en cubos pequeños. Reservar.

image

Exprimir el limón o la lima, y aquí les paso un dato importante, en caso de ser limón amarillo, solo usen la mitad de uno, en caso de limón verde o lima, con el jugo de dos pequeños queda muy rico. Luego agregarle el ajo picado bien chiquito, el jengibre, la sal, el aceite de sésamo y la salsa de soja. Éste será el aliño.

image


Para el maní, pueden hacerlo en dos opciones, lo pican un poco o lo agregan entero. Como mas les guste, de ambas maneras queda delicioso.

 

image

Una vez que todos los ingredientes están en el bol, mezclar bien y volver a llevarlos a la heladera un ratito para que recupere el frío.

image
¡Y listo! a lavarse las manos, la comida esta pronta :-).


¡ATENCION!, salsa de Soja: leer muy bien la etiqueta
.

Normalmente se piensa que la salsa de soja es un alimento sano, pero lamentablemente, hoy por hoy, no es así. En los procesos industriales se ha convertido en un producto dañino.
Cuando vayan al supermercado, lean detenidamente la letra chiquita de los ingredientes. Normalmente tiene: azúcar caramelizada, trigo (gluten), sal y conservantes. En general, es solo azúcar quemada con muchisíma sal refinada, los dos ingredientes mas difíciles de la nutrición… pero que no cunda el pánico, por suerte, existe una alternativa: el liquido de soja Bragg fermentado naturalmente respetando los procesos tradicionales. Libre de gluten, hecho con soja no modificada genéticamente (non-GMO) y por sobre todo, nos aporta fácilmente 16 aminoácidos esenciales y no-esenciales. Bragg es una marca que se especializa en cuidar y respetar los procesos naturales como del vinagre de manzana, aceite de olivas, entre otros.

Y como último consejito, intenten siempre preparar el alimento tranquilos, conectados con ellos, dedicale lo mejor de vos y agradecelo. Entra en comunión con él, porque aunque parezca raro, este proceso, también es necesario para la buena salud…los alimentos no son solo eso, son la energía que necesitamos para estar activos, sanos y felices.

Bueno, ya nuevamente en carrera, estoy muy feliz de dedicarme al blog y a todas las cosas que estoy trabajando y pronto, compartiré con todos ustedes.

Gracias por leerme, por seguirme y acompañarme en este camino.

Con amor, Caro.