Coco Kefir- bebida probiótica efervescente

 

image

Coco- kefir Bebida Probiótica



¡¡¡Comenzó la temporada de mango…YYYYUUUJUUUU!!!
Finalmente ha llegado y estoy feliz 🙂
Como se darán cuenta me encanta el mango y lo suelo usar en muchas diferentes recetas.
En esta epoca del año aquí en Centroamérica comienzan a llegar los primeros y se consiguen a muy buen precio. Así que es momento de aprovechar.

Ahora, ustedes se preguntarán ¿qué tiene que ver el mango con el coco-kefir que les nombre en el título?. La verdad que nada, pero es que hoy les traigo un licuado riquísimo y SUPER SALUDABLE con estos dos ingredientes principales, primero por tratarse de una fruta de cultivo local (en mi caso) acompañada por una bebida probiótica hecha en casa. Dos puntos importantísimos en una alimentación equilibrada.

Este licuado, lo recomiendo especialmente para aquellas personas que llevan una dieta alta en frutas y a su vez realizan mucha actividad física. O también para aquellos que llevan una dieta saludable y desean agregar probióticos, ya que la bebida estrella de hoy, es un alimento completamente natural, lleno de propiedades altamente beneficiosas para el organismo y un excelentísimo reparador físico, especialmente para después del deporte.

¿Qué es un alimento fermentado?

Los humanos hemos sido nómades en una buena parte de nuestra evolución, pero en un momento de nuestra historia, hemos dejado de serlo para dar paso al sedentarismo, o sea quedarnos en un solo lugar.

El sedentarismo nace con la agricultura y desde ese entonces, hemos desarrollado diferentes técnicas para conservar alimentos a largo plazo. Así nacieron los fermentados.

Los alimentos fermentados, es comida próbiotica. Una excelentísima fuente de vida y salud, ricos en enzimas y bacterias “buenas”, que consumido en forma regular, estas bacterias se van anidando en nuestro intestino ayudándonos a crear y proteger nuestra flora intestinal, fortaleciendo el sistema inmunológico, eliminando toxinas, limpiando órganos, optimizando la digestión  y acrecentando la energía entre algunos de los beneficios.

Soy millones de bacterias andante 🙂

Nuestro organismo es curiosamente 10 veces más bacterias que células. Estas bacterias habitan en mayor concentración en nuestro intestino, genitales e incluso en nuestra piel, entonces tenemos que poner un especial énfasis en ver cómo podemos mantenerlas en equilibrio para que trabajen en forma armoniosa en restaurar y mantener un cuerpo, mente y alma sanos.

Esa armonia con la que “trabajan” y se comunican puede ser alterada muy fácilmente. Las causas son múltiples, entre ellas, una dieta alta en alimentos procesados, azúcar refinado, alimentos transgénicos, productos químicos (especialmente los de higiene personal, belleza y limpieza del hogar) estrés, falta de actividad física, emociones dañinas y obviamente el entorno ambiental en general.
Es difícil de imaginarlo cuán importante e indispensables son estos minúsculos bichitos, ya que hasta el momento, hemos ido aprendiendo que estamos enfermos por genética, cuando posiblemente no sea nuestra genética la que nos condicione, si no más bien, nuestras elecciones diarias…igual este tema lo dejamos para otro momento, centremos el interés en la importancia de incluir en la dieta alimentos fermentados.

Recuperando sanas costumbres

En nuestra alocada evolución al hombre moderno, hemos tenido muchísimos beneficios en muchos aspectos, pero también con esto, se ha deteriorado nuestra salud a gran escala.
Con la modernidad, ha nacido la refrigeración de los alimentos y con ella también hemos perdido la buena y sana costumbre de fermentar verduras, frutas y líquidos.
Por suerte, la estamos recuperando gracias a la ciencia que puso foco en nuestro más interesante (pero a su vez muy infravalorado) intestino. Haciéndonos entender que allí mismo encontramos muchísimas respuestas a la perdida de nuestro bienestar integral.
Muchas enfermedades que hasta hace poco las considerabamos incurables, podrían tener una respuesta en el delicado balance de nuestra flora intestinal.

Por eso es esencial prestar mucha atención en comer alimentos reales y no alimentos procesados o ultraprocesados (donde también se incluye lácteos y carnes) para cambiarlos por aquellos donde el proceso sea mínimo o ninguno. Esto no significa dejar de consumir y endemoniar los alimentos. No, para nada, si no, que se trata de aprender y educarnos como elegir en forma consciente carnes de animales criados a pasto, leches crudas sin pasteurizar también criados a hierba y dentro de lo posible consumirla fermentada…hay mucha reeducación por delante. No estamos descubriendo nada nuevo, si no que desempolvamos de la caja de nuestra historia humana, aquella ancestral receta de cómo preparar ciertos alimentos para conservar nuestra salud y mantener una dieta acorde a las necesidades reales y mantenerlas a largo plazo.

Entonces, ¿cuáles son esos alimentos?

El rey de los fermentados e indiscutidamente el más popular es el chucrut o sauerkraut. Este fermentado de repollo blanco o morado,  lleno de historia, simple de preparar, fácil de conservar, económico y riquísimo para añadirlo en muchas recetas o comerlo así, solito, es el elegido por todo lo ya nombrado, pero también tenemos el Kimchi que viene desde Corea (que pronto les enseñaré la receta con video y todo) para los amantes del picante. El vinagre de piña en México y centroamérica. El balché, bebida de fermentación alcohólica muy popular en las culturas antiguas de México y Mesoamérica que tuve el honor de compartir en mi viaje por la selva Lacandona con nativos Mayas hace muy poco, o la Kombucha (probablemente de origen chino) tan popular en los últimos años.

O sea, basicamente el fermentado es un alimento que a través de un proceso simple, pero cuidadoso, que genera bacterias y enzimas que conservan el alimento y una vez ingerido, apoya sustancialmente la digestión y el equilibrio en nuestra microflora.

Su consumo es importantísimo, especialmente las personas que sufren de diabetes, problemas endocrinos como hipo e hipotiroidismo, Alzheimer, artritis, artrosis, alergias, intolerancias, problemas menstruales e incluso, hiperactividad en niños.

 

El fantástico Coco Kefir es una bebida efervescente totalmente natural miralo aquí y aprende hacerla en los módulos gratituitos de  La Magia del Coco

 

http://https://youtu.be/8i6co2Z4iMM

 

¿Qué es el coco-kefir y para qué sirve?

El Coco-Kefir es una bebida probiótica que se origina tras la fermentación por granos de kefir (tibícos).
Esta fantástica bebida es reparadora del sistema digestivo y el hígado, creando un sistema inmunitario fuerte que es el responsable de tu buena salud.

El coco-kefir no solo mejorará a pasos agigantados tu sistema digestivo, si no que recolonizará el intestino y recubrirá las membranas mucosas con cepas sanas, beneficiando la microflora intestinal.
El coco-kefir es un alimento altamente nutricional, superior al yogurt, ya que fomenta una gran variedad de bacterias “buenas ” en tu microflora.

El kefir contiene levaduras beneficiosas que son capaces de “cazar” y destruir levaduras patógenas como la cándida albicans.
Las bacterias del kefir, limpian y purifican las paredes intestinales ayudando al cuerpo a ser más eficiente a la hora de resistir contra patógenos tales como: E. coli, salmonella o parásitos intestinales.
Ya que tenemos en nuestro cuerpo 10 veces más bacterias que células, es importante crear un ambiente óptimo para el equilibrio bacteriano.

Y hablando de equilibrio bacteriano…es importante tener en claro, que hoy en día, con la alimentación moderna, los humanos generamos una microflora extremamente deficiente que es la causa de desequilibrios de la glucosa en sangre, antojos de azúcar, aumento de peso, falta de inmunidad, baja energía y trastornos digestivos. Por eso, el kefir ayuda a sanar todos estos problemas al restaurar el equilibrio perdido.

También ayuda asimilar las vitaminas del complejo B y minerales como el magnesio, manganeso, hierro, potasio que lamentablemente también es bastante común su deficiencia.
Es una bebida ideal para las personas que hacen deportes extremos ya que debido a las enzimas y la cantidad de electrolitos que posee el agua de coco, te re-hidrata rapidísimo.
Esta bebida ofrece muchísimos beneficios a todas las personas independientemente de su condición ya que su consumo regular te ayuda aliviar los trastornos intestinales, limpia el sistema endocrino, reduce la flatulencia y crea un sistema digestivo saludable.
Y ahora mismo te traigo esta receta donde aprenderás hacerlo y te prometo que te va encantar!

NOTAS EXTRAS BASADAS EN EXPERIENCIA PERSONAL, que por supuesto bajo ningún punto de vista reemplaza ni medicamentos, ni los consejos de tu médico :
En mi círculo de amigos han surgido casos de dengue y el consumo regular del coco-kefir los ayudo apalear los fuertes síntomas que este provoca.
También aquellos que practican deportes que llevan el cuerpo al extremo de los límites, han sentido una sustancial mejora al beber coco-kefir.
Te repito, esta bebida no es la panacea, pero es excelente para apoyar una dieta sana y equilibrada.

image

coco kefir- Bebida efervescente natural

Y si quieres aprender a prepararla solo tenes que inscribirte en mi Newsletter donde aprenderás paso a paso hacer productos desde el coco como materia prima y al final, en el cuarto módulo, como sorpresa el proceso detallado de como preparar el coco-kefir desde el agua de coco, aquí lo tienes: La Magia del Coco

Licuado energizante de mango (para 2 porciones)

  • la pulpa de 1/2 mango maduro.
  • 1 Botella de 0.5 ml de Coco Kefir bien helado (aprende hacerlo en forma gratuita suscribiendote aquí: La magia del coco )
  • jugo de un limón verde.
  • 1/2 cucharadita de maca en polvo (opcional).
  • unas gotitas de stevia o xilitol (opcional)

Procedimiento:

  1. Agregar el mango, el jugo del limón verde, la maca y la mitad del coco-kefir en el vaso de la licuadora. Batir hasta que se forme una pasta homogénea.
  2. Agregar en un vaso (con hielo si lo deseas) y llenar el vaso con el resto del coco- kefir, revolver un poco y ¡ a disfrutar!.

Nuevamente me despido con la fuerte esperanza que realmente puedan introducir en su dieta todas las enseñanzas que comparto con todos ustedes en La Magia del Coco, mi primer curso on-line completamente gratuito.

Hasta la próxima.
Con amor,
Caro.

Fuentes:
Body Ecology Diet
The Inside Tract: Your Good Gut Guide to Great Digestive Health  

Donna Schwenk’s Cultered Food Life

The Art of Fermentation: An In-Depth Exploration of Essential Concepts and Processes from around the World

Digestion Connection

Institute for Integrative Nutrition

Las 8 principales razones de los antojos

¡Hola queridos Sapiens!

¡Feliz 2016!.
Espero que hayan tenido un gran comienzo :-). Es mi gran deseo que este año puedas alcanzar todos tus objetivos, lograr plenitud y bienestar pero sobretodo mucha, mucha salud que será empoderada de la mano de Cocina Sapiens para que en este 2016  tu transformación sea un completo hecho. ¿Estás listo?. ¡¡¡Vamos con TODO!!!

En este primer post de 2016 tenía la necesidad de tocar un tema muy especial: los antojos.

photo-1440637475816-2e8bf1d4b6f3

¿Qué son los antojos?

Los pobres antojos son tan infravalorados 🙁 . Normalmente la gente los asocia con falta de disciplina o incluso con ser flojos, vagos o carecer de falta de voluntad. De esa manera atentamos sin querer a nuestra autoestima, provocando un fuerte sentimiento de incapacidad de mantenernos motivados en lograr un objetivo.
La realidad es que -por suerte- no tiene nada que ver con un signo de debilidad, el antojo es la manera que tiene el cuerpo de comunicarse con nosotros, por lo cual son SUPER IMPORTANTES.
Normalmente están relacionados a deficiencias, que pueden ser tanto físicas como emocionales.

Así, para no atentar más contra nosotros mismos cuando esa pizza, helado o chocolate te hace caer en sus redes, vamos a ver cual es la causa real que hay por detrás.

Las 8 principales razones de los antojos

Af0sF2OS5S5gatqrKzVP_Silhoutte

1. Desequilibrio en la alimentación primaria.

Los humanos nos nutrimos no solo de comida. La nutrición abarca mucho mas que eso. Todo lo que nos rodea, hacemos, sentimos e incluso nuestra espiritualidad son formas de nutrirnos, así no es casual que nuestra alimentación primaria NADA tenga que ver con comida :-).
La alimentación primaria, tiene un preciado equilibrio entre 4 pilares fundamentales:

  • carrera
  • actividad fisica
  • espiritualidad
  • relaciones interpersonales

El desequilibrio entre estos cuatro pilares afecta todo tu ser. Por ejemplo: si estás en en un trabajo que no te gusta, que te estresa, que te quita las ganas de todo, pues esto mismo podría estar generando un fuerte desequilibrio que provoque situaciones de “picoteo”.

2. Agua

Que no te sorprenda :-), la falta de agua podría estar provocándote antojos. Muchas personas simplemente olvidan hidratarse. Las razones pueden ser múltiples, pero si estamos atentos a este mensaje, quizás ya tienes algo resuelto y lograr un gran adelanto.
La deshidratación puede manifestarse como hambre moderado, por lo cual lo primero que deberías hacer es beber agua, pero con cierto cuidado, ya que el exceso también puede causar antojos, así asegúrate que su consumo esté bien equilibrado. Ni muy, muy… Ni tan, tan 😛

3. Desequilibrio entre Yin y Yang (energia de expansión y contracción)

photo-1422207049116-cfaf69531072

Ya en el post del dulce de leche saludable les explique un poco la importancia de tener balanceada la energía Qui o Ki, pero de todas maneras lo vemos en detalle:
Ciertos alimentos tienen cualidades más yin (expansión), mientras que otros alimentos son más yang (contracción). Comer alimentos que son o bien muy yin, o extremadamente yang, provoca antojos con el fin de mantener el equilibrio. Por ejemplo, comer una dieta demasiado rica en azúcar (yin) puede provocar un fuerte deseo de algo salado (yang). Comer demasiados alimentos crudos (yin) puede causar antojos de alimentos muy cocidos (deshidratados) o viceversa.
Por eso, es importante que dentro de tus elecciones nutricionales puedas ver y entender este mensaje para lograr un equilibrio.

4. Mi pasado se manifiesta

Muchas veces, los antojos provienen de alimentos que hemos comido recientemente, de los consumidos por nuestros antepasados, o alimentos que amábamos comer en nuestra infancia.
Por ejemplo: me dan unas ganas desesperadas por comer ese plato que alguien muy querido preparaba cuando volvía del colegio. O también antojos de aquel postre que comimos con regularidad en reuniones familiares, es aquí donde nuestra historia emocional se manifiesta. En estas situaciones nuestra mente ha construido relaciones positivas con el alimento, así pues, cada vez que estés pasando por un momento emocional duro o situaciones de estrés, la mente querrá recuperar el equilibrio “dándote ideas” de como lograrlo. Lo mejor, es comer versiones saludables de esos ricos antojos y aquí en Cocina Sapiens tenemos recetas riquísimas. Aprovéchalas.

5. Según la estación del año

¡Qué maravilla es el cuerpo!, tanto que puede incluso avisarnos cuando no estamos comiendo lo que la naturaleza nos tiene destinado en cada estación.
A menudo, el cuerpo pide alimentos que equilibran los elementos de la temporada. En la primavera, normalmente nos inclinamos por alimentos desintoxicantes como vegetales de hojas verdes o cítricos. En el verano, te dan ganas aquellos que causen refrigeración como las frutas, alimentos crudos o  helados. En el otoño tenemos tendencia a la calabaza, cebolla y nueces. Y durante el invierno, los alimentos calientes que producen calor como la carne, el aceite y la grasa.

6. Falta de nutrientes

photo-1422919869950-5fdedb27cde8

Si el cuerpo tiene los nutrientes inadecuados, producirá antojos extraños. Por ejemplo, los niveles de minerales inadecuados producen antojos de sal, y la nutrición inadecuada en general produce antojos de formas no nutricionales de energía, como la cafeína. Por eso, cuando te den muchos antojos de alimentos que te llevan a una contracción o expansión muy fuerte, observa que haz ingerido en los últimos días. Una buena manera de entender si es esta la causa, es llevando un apunte de todas las ingestas  y descifrar en forma consciente dónde está el punto en cuestión.

7. Desequilibrio hormonal

Cuando las mujeres experimentamos la menstruación, embarazo o la menopausia, la testosterona y la fluctuación de los niveles de estrógeno puede causar antojos.

8.  Regresión

Cuando las cosas van muy bien, a veces somos víctimas de nosotros mismos y ocurre un auto-sabotaje. Ansiamos alimentos que nos crean distracción, o nos quitan de nuestro foco, creando así más antojos para equilibrarnos. Esto sucede a menudo por nuestros niveles de azúcar en sangre, dando lugar a fuertes cambios de humor.

¿ Y que puedo hacer cuando alguna de las 8 causas me afectan?

  1. Como primera recomendación, cómprate un cuaderno y escribe de puño y letra, qué es lo que sientes en el momento que te da el antojo, respira y bebe agua en forma moderada. Una vez que leas que haz comido durante el último tiempo y cómo te haz sentido, podrás concientizar dónde esta el desequilibrio y actuar.
  2.  Si haz comenzado a introducir cambios de hábitos en tu vida, sé paciente contigo mismo. Recuerda que los antojos no son malos, todo lo contrario, nuestro ser integral nos esta comunicando algo. Ahora solo te toca inteligentemente entender esos mensajes.
  3. Que tengas ganas de comer ciertos alimentos no te convierte en alguien sin fuerza de voluntad, nada más lejano. Ahora sabes que es la manera en que el cuerpo manifiesta otras necesidades.
  4. Práctica la compasión y se amable contigo mismo, no te trates mal. Estás aprendiendo y en el proceso estamos siempre bajo prueba y error y los errores son para aprender :-).
  5. Quiebra tus propias reglas, a veces es mejor comerse un pequeño heladito, una porción de pizza o una pedacito de la tarta que hizo tu madre, que pasar por el estrés de estar probiéndote algo.
    Date el gusto y disfrútalo, sin culpas.
  6. Entiende que aquí no hay correcto o incorrecto, solo presta atención y observa al detalle, todo lo que acontece en tu cuerpo. Si es necesario toma apuntes, porque como individuos, todos tenemos necesidades totalmente únicas.

Te mando un gran abrazo y disfruta siempre, porque lo importante es que seamos felices 😉

Caro.