Los 7 puntos más importantes para ayunar

ayuno-jugoterapia-2-1-e1462025796316

Hace mucho que no les escribo en el blog, pero si lo he estado haciendo en forma relativamente activa en mi cuenta de Facebook y de Instagram, por eso, si quieres, puedes seguirme allí también.

Les cuento, les cuento…el martes he comenzado un ayuno de jugos. La verdad que no lo tenía en mente, pero una amiga me invitó a participar de un retiro para dar una charla de alimentos fermentados y pues me uní al grupo tomando jugos. Y así fue que, casi sin planificarlo demasiado, me encontré ayunando (jugoterapia).

Aunque el ayuno (especialmente si eres principiante) es importantísimo planificarlo, yo ahora, puedo tomarme la libertad de hacerlo prácticamente cuando quiera y no paso crisis de curaciones fuertes, apenas un poco de dolor de cabeza y algo de cansancio, pero nada que me impida hacer mi vida completamente normal, de hecho hasta cocino y lo disfruto bastante.

De todas maneras no siempre fue así. Cuando hice mis primeros ayunos,  la pase fatal. He tenido crisis fuertes, que me dejaban sin energía, necesitaba dormir y dormir. Muy irritada, con un humor casi polarizado que me daban ganas de huir de mi misma. Pero claro, yo sabia que todo ese proceso era normal, y que con el tiempo esos ayunos serian mas fáciles de hacer y así fue, hoy por hoy, puedo entrar y salir de ellos sin mayores inconvenientes.

Igual, tengo que ser honesta, me encanta ayunar y es algo que deberíamos hacer todos, ya que nuestra naturaleza esta preparada para ello, ya les conté algo en este post en Facebook. Cada vez más profesionales de la salud como el Dr. Mercola o Donna Gates para BED lo apoyan, y yo que lo he probado en mi propio cuerpo 😛

De hecho, hago una práctica libre del ayuno intermitente. Digo libre, puesto que si bien ayuno durante las mañanas, los fines de semana, cuando tengo visita, o por qué no, cuando tengo ganas, me gusta deleitarme con un rico y variado desayuno. Me gusta ser muy flexible en mi alimentación, ya en algún momento no lo fui y a largo plazo se me hacia insostenible cualquier proyecto de regimen, por eso encontré un camino para entender ese delicado equilibrio entre que tengo ganas de comer y que realmente necesito. Finalmente entendí que no hay nada más importante que ser flexible con uno mismo.

¿Para qué sirve el ayuno en una persona sana?

El ayuno, nos sirve para limpiar el organismo de toxinas que se acumulan en el cuerpo generadas por malos hábitos alimenticios, estrés, vida sedentaria, consumo de medicamentos (antibióticos, aspirinas, ibuprofeno, etc) o entornos contaminados.

El cuerpo utiliza la mayoría de la energía en la digestión, así mientras más ligeras sean, mas energía tendremos para lograr un cuerpo más sano. Por eso, el ayuno de jugos es un excelente recurso para curar esas pequeñas molestias que nos aquejan gracias a los hábitos de hombre moderno.
Por ejemplo, si tu digestión te quita el bienestar, un ayuno de jugoterapia ayudará al cuerpo a concentrar la energía donde lo necesita, o sea a curar esas molestias y entender donde se originan.
El ayuno, es la practica mas antigua para sanar. Si prestan atención, cuando enfermamos, no tenemos hambre, solo bebemos agua y dormimos, así es importantísimo respetar esos claros mensajes del cuerpo, no le des si no quiere. Entregarle lo que realmente necesita.

Y la principal ventaja del ayuno de jugos, es que no solo apoyamos el ahorro de energía para la sanación, si no que aportamos un torrente de nutrientes que extrajimos de ciertas verduras y algunas frutas.

PERO….

un ayuno no se puede hacer así sin más, necesita planificación, especialmente si nunca lo haz hecho antes.
Si eres principiante en esto, hay que tener en cuenta muchos factores, para que luego no te lleves algunas sorpresas.

Los 7 puntos más importantes para ayunar

Ayuno jugoterapia

1. Saber cuantos días voy ayunar
Si, deseas hacerlo por 3 días (que es lo mínimo que yo aconsejo), es vital que se tenga bien en claro que la entrada a un ayuno, como la salida de él, es tan importante como el ayuno en sí. Esto significa que usarás tantos días para ingresar o salir, en poner especial atención a cada uno de tus alimentos.
Si escoges 3 días, pues mínimamente 3 días antes (o más, depende de vos) empezarás a quitar alimentos como proteínas animales, gluten, lácteos  y legumbres, pero aumentarás todo el consumo de hojas verdes. Muuuucha hoja verde, dentro de lo posible bien masticada o en un batido.
La salida debe ser paulatina y manteniendo los jugos de la mañana y la noche durante los siguientes 3 días. Luego del tercero, cambiarás el jugo por un batido y muy lentamente incoporarás los alimentos que deseas.
Comerse una hamburguesa completa luego del ayuno, te traerá muchos problemas. Créeme.

2. Dedicación total y completa a uno mismo
Durante el ayuno el cuerpo moviliza mucha toxicidad, básicamente remueve. Así, te vas a sentir muy cansado, con dolor de cabeza, nauseas, fiebre y de muy mal humor. Es normal, pero al tercer día, todo se calma y te sentirás nuevo. Te lo prometo. Así, es importante descansar, hacer paseos suaves (dejar los deportes para otro momento), leer un libro, una rutina de yoga que relaje, nada que genere un impacto en tu energía integral. Recuerda, le estas quitando el alimento al cuerpo y muchas cosas interesantes pueden pasar, lo mejor es estar atento y comprender incluso esas emociones que pueden salir.

3. Activar el sistema linfático
¡Algo tan esencial!, en el sistema linfático acumulamos muchas toxinas así es fundamental mantenerlo activo.
Lo ideal es cepillar la piel en seco, empezando por las extremidades haciendo pequeños círculos en dirección al corazón. Hazlo antes de ducharte. Es una práctica que deberías incluir en tus rituales de higiene personal, te deja no solo la piel radiante, si no que es super saludable.
Si no tienes cepillo, tienes otra opción buenísima: en la ducha intercalando agua fría y caliente, con una toalla de mano, haz la misma operación que te explique anteriormente, recordando siempre empezar por las extremidades, movimientos circulares hacia arriba, nunca hacia abajo.

4. Limpieza del colon
¿Por qué limpiar el colon?, pues porque con los jugos removeras mucha suciedad acumulada por años y muchas veces el cuerpo libera mucho más toxinas de lo que realmente tiene la capacidad de eliminar y allí comienzan esas tan fastidiosas crisis.
Así, uno de los mejores recursos para que las crisis de curación no sean tan fuertes, es ayudar limpiando.
Siente la libertad de hacerte cuantos enemas necesites, también puedes optar por una hidrocolónica, que se practican en centros especializados. Esta última seria ideal, pero en caso de no poder afrontar el gasto, un enema casero es una gran ayuda.
Si no quieres hacer este tipo de limpiezas ya sea por miedo o por no disponer de los recursos, les recomiendo plenamente usar este producto: Oxi powder -Oxigen Based Intestinal Cleanser, de hecho yo lo he usado durante este ayuno y me ha ido genial.

Oxy Powder
5. Elegir la extractora de jugos correcta
En la jugoterapia, se extrae de las verduras y frutas el jugo con todos los nutrientes, por eso hay que prestar una especial atención al tipo de electrodoméstico que usamos. Hace un tiempo escribí un artículo sobre cuál es la mejor elección si un licuado o un jugo y allí mismo explico las diferencias en una juguera centrifuga o una juguera de extracción lenta o masticado (Slow juicer). Si te interesa haz click aquí 

6. Orgánico, local y de temporada
Escoge alimentos libres de agroquímicos y que respeten la temporada, especialmente porque la naturaleza sabiamente genera aquellos alimentos que reforzarán nuestra salud para dicha estación. Y de paso estás colaborando en forma consciente a crear un ecosistema y economía sustentable en tu zona.

7. Elegir el momento adecuado
Si bien, andamos siempre ocupadísimos, el ayuno sirve para bajar uno o dos cambios a esta vida de locos. Elige un momento en tu agenda y dedícatelo enteramente a ti mismo. Date ese regalo, te lo mereces totalmente.
Si decides hacerlo un fin de semana, pues entonces, di que NO a tu vida social, quédate en casa y genera un ambiente donde te sientas tranquilo y contenido. Ayunar y andar a las corridas, no tiene sentido.

Así, con estos 7 puntos básicos para empezar un ayuno, busca ahora cual es el que mejor para tus necesidades.

Les dejo un abrazo gigante y me quedo contenta, siempre había querido explicar estos puntos importantes para que no te sientas perdido en un ayuno de jugos, espero te resulten muy útiles.

Con todo mi amor,
Caro.