Mi creencia en el amor eterno me ayudó a separarme en paz

 

 

Ante todo, muchas gracias a Cocina Sapiens por darme la oportunidad de compartir mi experiencia, porque de esto se trata este post: de mi vivencia personal, nada más, y no pretende ser un tratado sobre cómo separarse de manera amistosa.

Soy Laura y hace dos años que con David, el papá de mis hijos, decidimos separarnos como pareja, después de 12 años de convivencia. Tenemos dos hijos preciosísimos.

 

No voy a contar los detalles del matrimonio ni de la separación, porque no creo que sean relevantes. Cada pareja se une y se disuelve por motivos bien distintos. Algunos son aparentes, otros son más íntimos e intrincados y, por último, están esos detalles misteriosos, cuyo destino es el de ser iluminados solo cuando llegue el momento.

Dicho esto, les desvelo el gran secreto que me hizo vivir la separación como lo hice: yo creo en el amor eterno.

El amor es uno solo y es de una. No se lo lleva nadie y solo se termina si se decide cerrar el manantial del que fluye, algo que es casi imposible, dada la fuerza de su emanación. Eso, para mí, es el amor. Es una manera de vivir y de relacionarse desde ese lugar en el que todas las experiencias son abrazadas y aceptadas por igual.

Las que sí se transforman son las relaciones entre las personas. Y elijo la palabra “transforman” porque no creo que se terminen… al menos no necesariamente. Yo me casé con David para honrar lo que el corazón, las circunstancias y mi evolución me pedían en ese momento. No me casé para crear una pareja que durara hasta el día de mi muerte, o de su muerte, o de nuestra muerte conjunta en alguna catástrofe.

Sin embargo, el día en el que decidimos convertirnos en padres, también decidimos que los dos íbamos a ser familia, ahora sí, por el resto de nuestras vidas.

 

Después de algunos maremotos (una separación nunca es una decisión fácil, especialmente en situaciones donde el único apoyo que se tiene es el de la familia nuclear), un día finalmente respiramos hondo y aceptamos que nuestro crecimiento personal no estaba en armonía con el estado de la relación. Decidimos, así, armar las valijas para emprender el próximo viaje: la disolución de nuestra pareja.

Por supuesto que hubo miedo y confusión, pero ahora que lo miro a la distancia me queda claro que, como pasa casi siempre, la mayoría de los cucos eran inventados o estaban sobredimensionados. El mayor temor, claro está, era cómo lo iban a tomar los nenes. Hablamos con ellos una noche los dos y su respuesta fue tranquila. Su mayor preocupación era saber en qué iba a cambiar su vida… Les dijimos que no mucho, solo que papi iba a vivir en otra casa, a diez minutos de la que hasta entonces todos compartíamos.

Y cumplimos. Hoy los dos vemos a los nenes casi todos los días, pasamos muchos momentos en familia los cuatro, la crianza es cien por ciento compartida y hasta viajamos juntos. Ya no convivimos los cuatro en la misma casa, pero, como somos viajeros, sí procuramos estar en el mismo lugar del mundo al mismo tiempo. Y claro que el espacio emocional para que los chicos hablen con nosotros sobre lo que sienten, con respecto a nuestra separación o a cualquier otra cosa, está siempre disponible.

Como en toda relación humana, David y yo tenemos nuestros oleajes, pero para mí era tan ridículo pensar en tener una relación mala o distante con él solo por el hecho de estar separados, como lo sería creer que porque mis hijos crezcan y se vayan de casa yo voy a dejar de considerarlos parte de mi familia o voy a empezar a llevarme “mal” con ellos.  Más allá del estatus de nuestra relación, aprecio mucho la presencia de David en mi vida, y no solo como el excelente padre que es.

Creo que otro factor que influyó en nuestra relación es que tomamos la decisión de separarnos en el momento justo. No esperamos a que la situación explotara: a que uno u otro tuviera un amante (situación que no estaba dentro de nuestro acuerdo de pareja), ni tampoco buscamos distracciones (cambiar de casa, de ciudad, traer otro hijo al mundo…). No extendimos en el tiempo una situación que los dos sabíamos (porque, no nos engañemos, una siempre sabe) que era inevitable.

Vivimos en una cultura que escapa de la muerte y de las pequeñas muertes. Siempre hay que hacer todo lo posible por sobrevivir un mes, un año más, a costa de lo que sea. Y siento que esto se extiende al tema de las parejas, especialmente de las parejas con hijos. Muchas veces estamos tan apegados a la idea de mantener un matrimonio para toda la vida, que dejamos todo en el camino, hasta nuestros deseos y valores más profundos. Pero como dice la famosa canción: “Permanecer y transcurrir no es honrar la vida”.

Mi consejo es que nos preguntemos: “¿y todo por qué?” Creo que todas las respuestas (“por los hijos”, “para no romper la familia”), se disuelven si partimos de la base de que se puede continuar cultivando un vínculo familiar y amistoso  luego de la disolución de la pareja.

Vinimos a este mundo a aprender, y una de las primeras lecciones que yo aprendí es que casi todo en esta vida tiene un principio y un final. Todo, menos el amor. Así que yo decido actuar y vivir desde el amor, disfrutando cada momento y evitando el melodrama y el sufrimiento (que no es lo mismo que evitar el dolor). Creo que no hay mejor modelo que les pueda ofrecer hoy a mis hijos.

A David y a mí nos deseo que seamos siempre muy felices y que podamos encontrar otros espíritus libres como compañeros, seres con quienes compartir nuestras preciosas almas y seguir andando el camino de la vida con alegría, con inspiración y con amor. <3

Menú Navideño- sano y rico – 3era y ultima parte

Menú Navideño

 

¡Hola Sapiens!,
¡Ya tengo lista la última entrega para el menú Navideño! es un Pastel de Verduras y aunque no lo creas esta completamente hecho sin grasas.

Digestiones lentas

Hay muchas personas que tienen cierta sensibilidad  para digerir las grasas, así pues he pensado en ellos.
En el caso de personas con ciertas sensibilidades digestivas siempre les aconsejo tomar alimentos fermentados, como Sauerkraut o vinagre de manzana antes de empezar a comer o bien durante la comida. Muchas veces, el desequilibrio de bacterias genera poca acidez para digerir alimentos, así, estos nos ayudan a crear digestiones menos pesadas y aportar bacterias amigables a nuestro intestino.
Por eso, si es tu caso, con apenas una cucharada de vinagre de sidra de manzana antes de comer o una cucharada de chucrut o sauerkraut en la ensalada, vas a notar una diferencia importante. Sumado a esto es vital que mastiques muy requetebién cada bocado, que en el proceso de la formación del bolo alimenticio, la saliva genera enzimas digestivas que también tiene muchísimos más beneficios como por ejemplo perder peso.

Pastel de verduras sin papa

Ingredientes:

  • 2 tazas de puré de coliflor haz click aquí para aprender hacerlo
  • 1 ramita de apio
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pimiento morrón
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 taza de agua
  • 250 grs de champiñones
  • 3 cdas de aceitunas picadas
  • 1/2 cucharadita de pimenton dulce
  • 1/2 cdita de comino
  • sal marina y pimienta a gusto

Para la decoracion (opcional): estrellas de batatas al horno

  • 1 batata grande
  • 1 tomate cortado en cubitos pequeños
  • aceite de olivas extra virgen a gusto
  • arvejas, cantidad necesaria

Procedimiento:

1. Preparar el puré de coliflor como lo indico en esta receta (puedes quitar el ghee si lo deseas) y reservar.

2. Lavar y cortar en cubitos pequeños el apio, la zanahoria, la cebolla y el pimiento morrón.

3. Poner una sartén a fuego medio y cuando este bien caliente agregar todas las verduras cortadas. Mover un poco con una cuchara de madera y agregar de a chorritos el agua hasta llegar a la media taza. Cuando se reduzca el agua agregar la otra mitad, tapar y  cocinar a fuego mínimo (si ves que necesita mas agua agrégale, pero fíjate que la preparación no te quede demasiado jugosa).

4. Agregar los condimentos, las aceitunas. Mezclar .

5. Mientras se cocinan las verduras, limpiar los champiñones y cortarlos en cubitos bien pequeñitos.

6. Agregarlos a la preparación anterior, dejar cocinar por unos minutos. Probar, y si hace falta ajustar los condimentos.

7. Una vez cocida totalmente la preparación, retirarla del fuego y dejar enfriar unos minutos. Aprovechar el tiempo y precalentar el horno a 180º C

8. La preparación alcanza para 8 porciones individuales, pero también puedes hacerla en una fuente pirex. Distribuir las verduras en las fuentecitas y cubrir con el puré de coliflor

9. Hornear por unos 25 minutos y servir caliente.

Para la decoración:

1. Lavar muy bien la batata con un cepillo, pelar, cortar en pedazos finos y con una forma de galletas proceder a cortar las estrellitas.

2. Hornear sin grasas durante aprox. 30 minutos a unos 200ºC

3. Cuando estén doradas retirar del horno y si se gusta pincelar con aceite de olivas extra virgen.

4. Ubicar en el plato junto con las arvejas y los cubitos de tomates.
Agradecer las pequeños regalos que nos da la vida

Y como última cosita he deseado traducir este video para que te ayude apreciar cuantos regalos maravillosos hay en tu vida. Ser un ser agradecido, nos hace ver las cosas mas fáciles, nos pone la mochila más ligera, nos ayuda a perdonar y a sentirnos bendecidos. Agradece cada vez que puedas, no existe momento ideal para hacerlo, simplemente entrégate por unos segundos y veras como lentamente se convierte en un hábito.

Un abrazo enorme para todos y ¡Feliz Navidad!

Caro.

Menú Navideño- super sano y super rico- 2da parte

 menú navideño

Ya está listo la segunda parte de este riquísimo Menú Navideño bien sapiens.

Como en la primera entrega, continuamos bajo el enfoque de la alimentación limpia, que hace mucho hincapié en el consumo de alimentos locales, de temporada y orgánicos, pero sobre todo que la base de tus elecciones alimenticias sean los vegetales.

Esta rica sopa del menú navideño la hice con batata para incluir más variedad de raíces en la dieta, que son una gran fuente de minerales para cuando escasean las frutas que son alimentos del verano.
Si no la consigues, puedes usar cualquier otra verdura como coliflor o brocoli y adicionarle alguna alga marina para mineralizarla.

Como siempre les digo, vayan variando, esta receta es solo una base para que tu creatividad se dispare. Todo esta permitido, siempre y cuando sigas enfocado en las bases de la alimentación limpia.

Bueno, aquí está esta sopita del menú navideño y si aún no viste la primera parte puedes hacer click aquí 

Sopa de batata con pop amaranto 

Ingredientes:
1 cebolla en cubos pequeños
1 cucharadita de jengibre rallado
2 cditas de aceite de coco
1 batata/camote grande, o dos pequeñas
1 litro de caldo de verduras (o el que más desees)
165 ml de crema de coco
Sal del himalaya o marina al gusto
1 cucharadita de garam masala
1/2 cucharadita de cúrcuma
2 cucharadas de pop amaranto (haciendo click en el enlace puedes hacerlo en casa)
opcional: unas gotitas de aceite de sesamo tostado, trufas o nueces del bosque.
opcional 2: cilantro picado para decorar.
opcional 3: pimienta cayena

Procedimiento

1. Poner una olla a fuego medio, agregar el aceite de coco, la cebolla y la sal. Sofreír suavemente.
2. Pelar la batata y cortarla en cubitos pequeños. Agregarlas al sofrito y mezclar.
3. Acto seguido agregar el caldo de verduras, el garam masala, la curcuma, el jengibre y la sal (Si te gusta la comida picantita, es el momento ideal para agregarle la pimienta cayena, le da un sabor glorioso). Tapar y dejar cocinar a fuego medio bajo.
4. Cuando esté la batata cocida (pruébala) agrega la preparación a una licuadora y añadir la crema de coco. Batir a máxima potencia y volver a poner la preparación en la olla. Dejar cocinar unos 5 minutitos más a fuego mediano bajo.
5. Probar y adicionarle sal o más condimentos si así lo prefieres (esto te lo dejo a tu gusto)
6. Servir en un plato y decorarlo con el pop amaranto, el cilantro picado y unas gotitas del aceite que más te guste.

¡ Y listo!, super rápida, deliciosa, llena de nutrientes  y genial para calentar el cuerpo para todos los que vivimos de este lado del mundo.

El miércoles (no te olvides) estaré poniendo la última receta de este menú (el postre ya esta publicado en esta revista que puedes obtener en forma gratuita click aquí ).

pastel-de-papas

Feliz como una perdiz  de tener la posibilidad de darte una rica opción para estas navidades, me dispongo a disfrutar de este 4to domingo de advientos ( bien frío en Alemania) con toda mi familia.

Con todo mi amor,
Caro.

 

Menú Navideño – Super sano, super rico -1ra parte

Menú Navideño
¡Hola Sapiens!
Hacia muchísimo que no les subía una recetita, ¿verdad?, pero no quería dejar de hacer un menú navideño para todos ustedes…
La verdad, es que ni me había dado cuenta lo rápido que pasa el tiempo, pero es que he estado tan abocada a mi mudanza a Alemania y al libro, que casi no me quedaba energía creativa para hacer mucho más.
De todas maneras, no quería dejar pasar esta fecha tan especial, para inspirarlos a elegir alimentos limpios, de temporada y dentro de lo posible orgánicos.

Este menú navideño, lo cree totalmente libre de proteína animal, sin almidones, sin granos y cereales, sin alimentos procesados, sin azúcar refinada y sin gluten. El sin-sin :-P…Eso sí, lo que tiene a raudales es muchísimo sabor, ¡te lo prometo!.

¡Qué se te haga agua la boca! mira que menú navideño:

1. Ensalada verde con rajas de calabaza
2. Sopa de batata exotica con pop amaranto
3. Pastel de champiñones y estrellitas asadas…
4. Je, je, je…te lo digo después…

¡Hey!, vamos, no te distraigas, continúa con la lectura…

Así, en esta entrada te dejaré la primera receta de este inspirador menú navideño y los próximos días iré publicando el resto.
Mantente alerta porque siempre que comparto una receta intento que sea lo más fácil posible y estas me salieron  MEGA FÁCILES, por eso,  preparen cuchillos y tablas, que arrancamooossss:

 

Ensalada verde con rajas de calabaza asadas



Menú Navideño
Ingredientes



Para la ensalada:

125 gramos de hojas verdes (usé rúcula, puedes usar la que este a disposición en tu zona)
1/2 calabaza
1 cda apróx. de aceite de aguacate o maní para asar y el tofu
4 cucharadas de semillas de girasol.

Para el tofu: 

200 grs de tofu firme.
1 cda de Liquid Aminos Bragg
1 cdita de aceite de sesamo tostado.

Para el aliño:

1/2 taza de jugo de naranja
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1/2 naranja grande, cortado en cubitos
1 pulgada de jengibre fresco
1/4 cucharadita de sal rosada de himalaya
Pimienta negra molida, al gusto

Procedimiento:



Tip: preparar primero el aliño, luego continuar con el resto.

Aliño:

En un procesador de alimentos o una licuadora, combine todos los ingredientes y procese hasta que se quede homógenea.
NOTA IMPORTANTE: puede refrigerarse en un recipiente hasta 3 días. Agite bien antes de servir.


Ensalada:

1. Lavar muy bien las hojas verdes, escurrir y reservar.
2. Pelar la calabaza y cortar en rajas. Reservar.
3. Tostar las semillas de girasol en un sartén caliente y reservar.
4. Cortar el tofu en cubitos pequeños. Reservar.
5. Pincelar una plancha caliente con un poco de aceite de aguacate o maní e ir agregando las rajas de calabaza poco a poco. Asar y reservar.
6. Mientras se asan las rajas, en otro sartén caliente (antiadherente mejor), poner apróx. una cucharadita de aceite de aguacate o maní y agregar los cubitos de tofu. Mover enérgicamente, agregarle la cucharada de Liquid Aminos, apagar el fuego y añadir la cucharadita de aceite de sesamo tostado. Mezclar y reservar.

Montaje:

1. Ubicar las hojas verdes en el plato e ir agregando en este orden todos los ingredientes y servir tibio:
2.Las rajas de calabaza.
3.El tofu.
- Las semillas de girasol tostadas.
- por último el aliño.
Servir tibio y ¡buen provecho!.


NOTA IMPORTANTE:

Para los aceites de este menú navideño:
Usar siempre aceite con alto punto de humeo. ¿qué es el punto de humeo?. Significa que cuando pasa su limite máximo de cocción, se quema y se convierte en un alimento tóxico para el organismo, generando muchísimos radicales libres (oxidación). En el caso de aceite de olivas extra virgen, el punto de humeo, es muy bajo: 160ºC, para aprovechar todos sus beneficios, tomarlo siempre crudo.

El Liquid Aminos de Bragg es un alimento caro. Básicamente es una variedad sana de la salsa de soja elaborada con una fermentación natural de granos de soja no transgénicos. Lamentablemente no en todos los países se puede conseguir, y en los que se consigue es muy costosa. De todas maneras, rinde muchísimo y les prometo que vale la pena hacer la inversión.
En caso de no conseguirla lo que te recomiendo a la hora de usar cualquier tipo de salsa de soja es leer detalladamente la etiqueta porque por lo general, tienen entre sus ingredientes cualquier cosa menos lo que uno piensa que está comiendo. Normalmente es azúcar caramelizada, gluten, sal refinada, y muchos otros químicos. Presta mucha atención.

Y ahora sí,  HAZ CLICK AQUÍ, ¡NO TE PIERDAS ESTE REGALAZO!. Disfrútalo mucho.

Con todo mi amor,
Caro.