Las mejores grasas para cocinar – II parte-

las mejores grasas

Seguramente ya leíste mi artículo anterior sobre las grasas y aprendiste las 4 reglas más importantes por la cual deberías excluir los aceites vegetales refinados de tu dieta, si no fue así  aquí lo tienes otra vez. Léelo con atención, es muy importante, especialmente si estas luchando con problemas coronarios, colesterol, diabetes, inmunológicos o digestivos.

Ahora sí, comencemos con la primera:

Aceite de aguacate
las mejores grasas aceite de avocado

Definitivamente mi preferida.
El aceite de aguacate se produce a partir de la fruta del árbol de aguacate. Se extrae de la pulpa carnosa que rodea al aguacate, por lo que es uno de los pocos aceites comestibles no derivados de la semilla. Esta pulpa produce un aceite lleno de grasas saludables, incluyendo ácido oleico y ácidos grasos esenciales.
Su consumo regular tiene algunos importantísimos beneficios:
1. Baja la presión arterial
2. Mejora los síntomas de la artritis
3. Crea mejorías en pacientes con psoriasis y otros problemas de la piel
4. Mejora la salud coronaria y reduce el colesterol
5. Aumenta la absorción de nutrientes

¡Yuhuu!, gracias dios por darnos semejante regalo.

Por eso, para cocinar es el número 1 indiscutido, su punto de humeo llega hasta los 271ºC. Totalmente estable. Una maravilla.
Pero  aun así, lo que más me atrae de este aceite, es su  sabor relativamente neutral, no es tan invasivo como el aceite de coco, o la mantequilla.
Cuando lo vayas a comprar presta mucha atención: El aceite de aguacate sin refinar es de color verde con un aroma rico y graso. Si el aceite es refinado, entonces tiene un color amarillento y huele menos fuerte.

Aceite de coco

las mejores grasas - aceite de coco

Mi segunda segunda preferida: el aceite de coco y digo segunda, porque la uso más para hacer postres, o comidas exóticas, ya que su sabor es muy fuerte y tiende a tapar al resto. Por otro lado, hacer una tortilla española con aceite de coco, por más sano que sea el aceite, el resultado final es incomible, lo sé porque ya lo intenté 😀

Aunque la semana pasada la Asociación Americana de Cardiología (American Heart Association- AHA) publicó un estudio en contra de su consumo. Lo leí e hice un gran revoleo de ojos… yo la seguiré apoyando, porque ningún ingrediente me ha ayudado tanto a nivel integral como lo ha hecho el coco, especialmente el aceite.

Hasta la fecha, hay más de 1.700 estudios que demuestran que el aceite de coco es uno de los alimentos más saludables del planeta. Los beneficios y usos van más allá de lo que la mayoría de la gente cree y conoce.

La investigaciones finalmente descubrieron la magia de esta fruta increíble. El secreto de sus bondades los hallamos en los ácidos grasos de cadena media (AGCM):

  • Ácido caprílico
  • Acido laúrico
  • Ácido cítrico

La mayoría de las grasas que consumimos toman más tiempo para digerir, pero las AGCM encontrados en el aceite de coco proporcionan la fuente perfecta de energía, ya que sólo tienen que pasar por un proceso de 3 pasos para convertirse en combustible frente a otras grasas que necesitan un proceso de 26 pasos. ¿Sorprendido?, yo también.

A diferencia de los ácidos grasos de cadena larga que se encuentran en los aceites a base de plantas, los AGCM son:

  • Más fácil de digerir
  • No se almacena fácilmente como grasa
  • Son antimicrobianos y antifúngicos (¡esto es lo que amo!)
  • De menor tamaño, permitiendo una permeabilidad celular más fácil para la energía inmediata
  • Más fácil de procesar por el hígado, lo que significa que se convierte inmediatamente en energía en lugar de almacenarse como grasa.

Así es que al consumirlo de manera regular (acompañada con una dieta sana y equilibrada) te ayuda con todas estas cosas :

1. Tratamiento natural probado de la enfermedad de Alzheimer
2. Previene las enfermedades del corazón y la presión arterial alta (aunque AHA diga lo contrario)
3. Cura la infección renal y protege el hígado
4. Reduce la inflamación y la artritis
5. Prevención y tratamiento del cáncer
6. Aumenta el sistema inmunológico  (antibacteriano, anti-fúngico y antiviral)
7. Mejora la memoria y la función cerebral
8. Mejora la energía y la resistencia
9. Mejora la digestión, reduce las úlceras de estómago y la colitis ulcerosa
10. Reduce los síntomas de la enfermedad de la vesícula biliar y la pancreatitis
11. Mejora los problemas de la piel (quemaduras, eccema, caspa, dermatitis y psoriasis)
12. Previene la enfermedad de las encías y la caries dental
13. Previene la Osteoporosis
14. Mejora la Diabetes Tipo II
15. Aceite de coco para bajar de peso
16. Ayuda a construir músculo y perder grasa corporal
17. Beneficios de aceite de coco para el cuidado del cabello
18. Candida y infecciones de levadura
19. Previene el envejecimiento
20. Ayuda a equilibrar el sistema hormonal

¿Ahora entiendes mi fascinación por el coco?,
Cuando viví en Costa Rica por un año, como era la fruta que más abundaba en la zona, aprendí a prepararlo de muchas maneras hasta que finalmente logré extraer el aceite en mi casa. De toda esa experiencia, creé un video taller que lo llamé “La Magia del Coco” donde aprenderás de todas sus bondades y también a generar de tan noble alimento, un montón de otros productos:

  • yogurt de coco
  • harina de coco
  • leche de coco
  • kefir de agua de coco

Haciendo click en este enlace podrás adquirir el video taller completo

¡Disfrútalo!

Mantequilla las mejores grasas - matequilla

Hasta hace un tiempo atrás, la mantequilla era la “mala de la película”. Años y años segregada y etiquetada de: “hace mal para el colesterol”. Finalmente la rescataron del banquillo de los acusados, para declararla inocente. Sí, así como pasó con el huevo, la mantequilla resultó ser excelente para tu salud y para cocinar. Dándole a tus platos un toque genial. Cocinar con ella es muchísimo más estable que con aceite de oliva, ¿quién lo hubiera dicho?

Pero, no estoy hablando de cualquier mantequilla convencional, ojalá pudiéramos encontrar buena mantequilla en cualquier super mercado, pero no es así.  Lamentablemente las garras de la industria no tiene límites y es por eso que los mejores beneficios, los obtendremos de mantequillas de leche de animales de pastoreo, ¿por qué?, porque el principal nutriente en ella es la vitamina D y la A, que la tomamos sintetizada a través del animal.
Sí, es importante que el bichito tome mucho sol, ande por los prados y pastoree. El pasto es su alimento natural. Los graneros oscuros y cerrados, limitando sus movimientos,  alimentados con soja o maíz modificados genéticamente, los enferma…y nos enferma.

Por otro lado, lo ideal seria que aparte de todo lo ya nombrado, es que la leche no haya sido pasteurizada ( esto lo hace la figurita difícil), ya que al someterla a este proceso de calentamiento, todo su poder enzimático que tanto ayuda al sistema digestivo, desaparece. Así es, hay que volver a tomar la mantequilla como lo hacían los abuelitos.

Beneficios:

1. Antiinflamatorio

2. Mejora la salud del corazón

3. Excelente fuente de vitamina A

4. Rico en Colesterol Vital

Para cocinar, si bien la mantequilla es muy estable, hay que cuidarla y hacerlo en fuego medio- bajo.
Nota: los intolerantes a la lactosa no la pueden tomar…¡pero pueden usar: Ghee!

 

Ghee

las mejores grasas - ghee

Hace ya un poco más de un año les escribí un artículo sobre este genial ingrediente: “9 beneficios del ghee”   , a parte filmé un video para que aprendan hacerlo…

Aquí lo tienen

Si bien el tema es aún mucho mas extenso, he tratado ser lo mas concisa posible.
Seguramente volveré a tocar este asunto, porque lo considero por demás importante.
Les dejo un abrazo gigante,
Con todo mi amor,
Caro.