5 consejos para una mejor digestión

 

image

¡Hola a todos!, nuevamente por aquí, luego de algunas semanitas de ausencia :-).
Como les prometí en mi cuenta de Instagram, por fín les traigo una de mis recetas favoritas con la explicación adecuada para cambiar poco a poco algunos hábitos alimenticios, especialmente para todas aquellas personas que sufren problemas de digestión. Sí, esta vez, me centro en este tema, que es uno de los pilares para mantener una buena salud.

Recuerda que estas sugerencias que te hago, son para probar y prestar atención cómo reaccionas. En la alimentación holística, saber leer y entender las necesidades de tu cuerpo, es fundamental para lograr el bienestar, así ya sabes que esto es una constante de prueba y error. Quebrar patrones o cambiar algunos comportamientos a la hora de elegir alimentos es, también, salir de la zona de confort, así tranquilo, date tiempo en asimilarlos poco a poco.

Digerir

La buena nutrición empieza en la digestión. Todo alimento bien digerido, nos nutre y nos da energía.
El cuerpo usa la mayoría de nuestra energía en digerir, por eso cuando comemos en exceso o alimentos incorrectos (procesados), nos sentimos letárgicos, cansados, completamente sin energía o simplemente caemos en brazos de Morfeo. Esto sucede porque el sistema digestivo tiene que emplear jugos gástricos con diferentes grados de acidez, provocando  que el cuerpo no entienda bien que procesar primero y la digestión sea ineficaz. Así, el alimento quedará más tiempo en el estómago, generando una fermentación que luego, en una respuesta natural de protección, el cuerpo acabará llenando de moco para poder “expulsarlo”. Esta mucosidad, es generadora de muchos problemas,  porque como toda fermentación genera “azúcar” que servirá como alimento para otros organismos (como proliferación de levaduras-hongos-) que conviven en nuestro interior…(Fuente: Body Ecology Diet)

Ya la medicina ayurvédica, trata desde la digestión, allí se encuentra la mayoría de nuestros problemas cuando no logramos hacerla en forma efectiva. Por eso, tomaremos en cuenta algunos consejitos para mejorar este aspecto. Les prometo que es súper fácil de llevar a cabo y vas a notar la diferencia muy rápidamente. Yo misma lo he comprobado con mi cuerpo.

Buena digestión en 5 pasos:

1. Respetar la combinación de alimentos:

Come proteínas con verduras o algas. Evita por todos los medios combinarlos con        alimentos altos en almidón. ¿Por qué?, porque cuando comemos proteínas de orígen animal junto con almidón,  los líquidos gástricos que se involucran en este proceso serán diferentes (el de la carne es el más ácido de todos), dando como consecuencia dos ácidos gástricos de diferente ph, relentizando todo el proceso.
Los alimentos altos en almidón son: papas, batatas, yuca, arroz, quinoa, trigo sarraceno, legumbres, granos en general. Como alternativa te sugiero: verduras de hoja verde, brócoli, espárragos, coliflor, zanahorias, bok choy, apio, lechugas, judías verdes, ajo, hinojo, cebolla, cebollín, nabos, coles, rábanos rojos, calabaza amarilla , calabacín, pepino, remolacha.
Los vegetales sin almidón y vegetales oceánicos, se digieren bien en ambientes ácidos o alcalinos , así que van con cualquier cosa: proteínas, aceites y mantequilla , granos , vegetales con almidón, limones y limas.

2. Come frutas con el estómago vacío

La fruta es un gran alimento, pero podemos desperdiciar todos sus beneficios si no quebramos algunos mitos.
La fruta NO es una selección saludable como postre, ya que luego de la comida estaríamos obligando al cuerpo a eliminar otro tipo de acido gástrico para digerir y nuevamente estaríamos forjando un pequeño caos.
Una digestión saludable se produce en un lapso de 2 horas, espera a sentir que esta completa y come la fruta que desees, la cantidad que te guste pero solo una variedad, ya que incluso en la combinación de frutas hay que dedicar una especial atención, pero se los explicaré en otra entrada, porque es un poco extenso.

3. Bebe agua fuera de las comidas

El agua puede relentizar la digestión de los alimentos, por eso es aconsejable beberla 20 minutos antes o 20 minutos después. Aunque muchos dicen que es un mito, los que tienen problemas digestivos sentirán un gran cambio en cuanto consigan lograr este nuevo hábito.

4. Come hasta sentirte 80% satisfecho

Pocas sensaciones corporales son tan incomodas como comer en exceso. Cuando esto sucede el cuerpo pasa factura casi en forma inmediata: indigestión, dolores estomacales, acidez, sueño, o todo lo contrario, no poder dormir relajado. Para evitarlo, intenta poco a poco dejar tu estómago un 20% vacío para que el proceso digestivo sea mucho mas simple. Con esta elección también te sentirías mucho mas ligero y las ganas de dormir luego de una ingesta será historia.

5. Mastica bien cada bocado

Para mí, éste es el punto más importante de todos. Masticar al máximo cada bocado, formar un buen bolo alimenticio es -también- ayudarle al cuerpo ahorrar energía en la digestión. A parte que cuando masticamos bien los alimentos, hacemos una especie de pre-digestion dándonos la maravillosa posibilidad de fabricar enzimas, estimular el metabolismo, contribuye a la higiene bucal, comemos menos- da sensación de saciedad- pero por sobretodo empiezas a disfrutar de los sabores más intensamente y no necesitamos líquidos para poder “empujarlos” hacia adentro.

De todas maneras, recuerda siempre, que mientras más simple sea la comida y menos mezclas hagas, mucho, pero muchísimo mas fácil será la digestión.

 

Puré de coliflor (reemplazo para el puré de papas)

image

Para los amantes del puré de papas con carne asada, milanesa, pescado o huevos,  les traigo una opción riquísima para reemplazarlo ya que la papa es muy alta en almidón. Incluso es genial para los diabéticos ya que el puré tradicional  va como “tiro” a la sangre provocando que se eleve la glucosa.

Ingredientes:

  • 1 coliflor mediana.
  • una cucharada al raz de ghee (haz click aqui para aprender hacerlo en casa)-veganos pueden reemplazar el ghee por aceite de aguacate-
  • un diente de ajo picado.
  • sal marina o del himalaya, pimienta y nuez moscada a gusto.

Procedimiento:

  1. Cocer la coliflor al vapor.image
  2. Mientras sofreír el ajo en la cucharada de ghee  hasta que quede doradito y reservar.image
  3. Poner la coliflor en un recipiente, agregarle el ajo sofrito, sal marina, la pimienta y la nuez moscada y pasarlo todo con una batidora de pié.image
  4. Probar la preparación y servir con lo que más te guste.

Sugerencia de menú:

En la foto a continuación todos los alimentos estan cocidos con agua, ya sea al vapor, poché, y al horno en su propio jugo. El aceite de olivas se lo agregué luego. Es de excelente calidad, de primera prensada en frío y crudo. Sé generoso con el aceite de olivas (siempre crudo, porque su punto de humeo es muy bajo- 160 grados centígrados- no es una buena elección para cocinar) que es riquísimo en vitamina E.

image

 

Una vez más espero de todo corazón haberles puesto al alcance una herramienta más para ayudarlos a concretar poco a poco pequeños pasitos hacia la transformación de tu vida, pero recuerda, muchas veces, el quiz de la cuestión no está solo en lo que comemos, si no qué es una combinación de todo. Claro que la comida es importantísima (no quiero restarle valor) pero mucho mas importante es saber que le decimos al cuerpo, cada pensamiento es un mensaje que enviamos a cada célula, intenta que esa comunicación sea lo mas sana posible, ama a tu cuerpo, hazte ese regalo cada segundo de tu vida.

Con todo mi amor,
Caro.

Fuente: Body Ecology Diet

Comments

comments

One comment

Deja un comentario