El mejor pan sin gluten del mundo


Si ya sé, vas a pensar que nombrar esta receta como “el mejor pan sin gluten del mundo” es una exageración y en primera instancia puedo darte la razón, porque cuando la encontré  en el blog de Sofia Paixão (que me gusta leer cada tanto), me pasó lo mismo. Ella utilizó este mismo título y te aseguro que me provocó una sonrisa, pero como sé que sus recetas son riquísimas me puse manos a la obra.
Y ahora que los hago en muchas oportunidades, puedo asegurar que efectivamente, es el mejor pan sin gluten del mundo :-D.

Ingrediente principal: avena sin gluten



El principal ingrediente de estos pancitos es avena SIN GLUTEN.
Si bien hay mucha controversia alrededor de la avena, ahora mismo nos vamos a centrar en conseguir un alimento de calidad como este que les muestro en la foto (arriba).
Cuando vayas a comprar, lee la etiqueta, pregunta el origen, ya que muchas veces al desconocer la procedencia, se pierde la ruta y podría ser avena contaminada. Si puedes acceder al productor, ¡mucho mejor!, nada como tener toda la información de primera mano.

Personalmente me inclino por productos de Bauckhof  que están avalados por el grupo Demeter, quien se dedica a la comercialización de alimentos cultivados a través de la agricultura biodinámica.
A mis ojos, Demeter, es sin dudas, una de las marcas más confiables y éticas cuando de alimentos se trata. Sus controles y métodos, generan un alimento de gran poder nutricional, cuidando cada paso del proceso de cultivo, pero sobretodo, son conscientes de la importancia de cuidar el planeta.
En el caso de esta avena, es sembrada y cultivada aquí en Alemania, así es que la he comprado con más ganas, porque de esa manera (aunque parezca insignificante) con mi hábito de compra apoyo la economía local.  Alimentación consciente=compra consciente 🙂

Cómo hornear pan sin gluten

Con el tiempo he aprendido que hornear pan es un arte y que encima sea sin gluten, es el doble de desafiante, pero como casi todo en la cocina, también existen algunos trucos que podemos poner a la práctica para obtener panes sensacionales.
Así es que buscando información en youtube, me encontré con este video que explica al detalle como obtener panes perfectos y aunque es para panes con gluten, se puede aplicar todos estos consejos para hornear nuestros pancitos sin gluten.


Dadas todas las directivas, vayamos a la receta:

Ingredientes:

  • 300 grs de avena sin gluten en copos
  • 200 grs de harina de arroz integral
  • 100 grs fécula de papa
  • 2 cucharaditas de sal marina
  • 630 ml de agua tibia
  • 20 grs de psyllium en polvo
  • 20 grs de semillas de linaza rubia molidas
  • 1 cucharadita de azúcar panela
  • 1 sobrecito de levadura de cerveza en polvo (sin gluten)

Preparación:

1. Colocar los copos de avena en un procesador o una licuadora y batir hasta conseguir una harina fina.
2. En un vaso medidor agregar el agua tibia, el psyllium, la linaza y el azúcar. Mezclar Bien.
3. Añadir la levadura en polvo y dejar activar por 5 minutos ( si fuera levadura fresca 10′)
4. Cuando acabe el tiempo, revolver todo hasta que la preparación quede completamente integrada.
5. En una batidora o procesador, colocar todas las harinas y la sal, darle marcha suave e ir incorporando el líquido anterior muy suavemente. Amasar hasta que este todo bien integrado.
6. Colocar la masa en una mesa, e ir armando los bollitos.


7. Acomodarlos en una bandeja para el horno con un papel para hornear en la base.
8. Espolvorear los panes con un poco de harina de avena y luego darle los cortes en cruz con un cuchillo bien afilado.
9. Cubrir la bandeja con un plástico (para que no pierdan la humedad, es super importante) y dejarlos levar en una lugar a buena temperatura.
10. Encender el horno a 200º C (ver el video arriba, para la optimización del horno -muy importante-)
11. Hornear los pancitos durante aproximadamente 40 minutos, pero ir controlando porque siempre depende la potencia del horno si necesita más o menos tiempo.

Consejito: Para conservar, lo mejor es dentro de una bolsa de plástico y guardarlos en la heladera.

Como siempre, cualquier duda, ya saben que pueden consultarme que encantada los ayudo.

Todo mi amor para ustedes,
Caro.

Ensalada Asiática Fría

image

Después de algunos meses,  por fín publico una de mis recetas preferidas. No solo porque es riquísima, si no porque también es muy económica, rinde mucho y es super versátil.

Me la enseñó una amiga tailandesa hace muchísimos años, cuando aún no era mamá y vivíamos en Alemania. Ella como yo, somos apasionadas de la cocina y el buen comer. Así, a parte de divertirnos mucho juntas, compartíamos nuestras culturas culinarias.

La receta es super asequible, solo hay que tener un buen cuchillo para cortar finamente las verduras crudas para que  luego sea más fácil masticar y saborear.

Los fideos Celofán

Esta ensalada se prepara con fideos celofán, son tipo cabellos de ángel pero de arroz, . Es muy típico de la cocina asiática.  No tienen ni fibra, ni ningún valor nutricional, pero no contiene gluten y se digiere fácilmente. Durante el proceso, existe una cómoda sensación de ligereza.
Para su preparación se calienta agua y un poco antes de romper el hervor, se retira del fuego y se sumergen los fideos, se los deja unos 5 minutos y se los retira “al dente“, ¡pero cuidado!, porque si se los deja más de 10 minutos, puede pasar que se ablanden demasiado. En caso que te gusten así, ya sabes como proceder. Por otro lado lo que más me gusta, que si bien es un producto industrial, solo tiene dos ingredientes (que puedo leer jejeje) en su receta de elaboración y lo hace “más seguro”.
La ensalada es fría e ideal para los días de calor. Todos los ingredientes principales exceptuando los fideos, son crudos, pero también sirve para los días de frío, donde necesitamos una receta rápida cuando estamos con poco tiempo.

 Hoy se las traigo con verduras económicas y fácil de conseguir, pero también podes usar tu imaginación y divertirte con otros ingredientes, como frutas tipo papaya o mango, que le dan un sabor super exótico.

image

 

Ensalada Fría Asiática

    Ingredientes

  • 4 paquetes individuales de fideos celofán.
  • 1 zanahoria.
  • 1 pepino.
  • 1 pimiento rojo.
  • 
1 puñado de cilantro fresco.
  • 1 jugo de lima o limón.
  • 1 diente de ajo.
  • 
1 cucharada de jengibre fresco.
  • 1/2 taza de maní/cacahuate tostado y sín sal.
  • 
2 cucharaditas de aceite tostada de sésamo.
  • salsa de soja y sal a gusto.
  • 
pimienta cayena o chile opcional.Procedimiento:Unas 

2 horas antes de aliñar la ensalada preparar los fideos como lo explique más arriba o como indique el paquete (también los podes hacer la noche anterior y guardarlos en un tupper cerrado en la heladera, la idea es que estén fríos).

 Una vez listos, reservar en la heladera.Empezar a cortar las verduras como más te guste. Yo preferí, esta vez, cortarlas en bastones pequeños y finos, pero también queda muy bien en cubos pequeños. Reservar.

image

Exprimir el limón o la lima, y aquí les paso un dato importante, en caso de ser limón amarillo, solo usen la mitad de uno, en caso de limón verde o lima, con el jugo de dos pequeños queda muy rico. Luego agregarle el ajo picado bien chiquito, el jengibre, la sal, el aceite de sésamo y la salsa de soja. Éste será el aliño.

image


Para el maní, pueden hacerlo en dos opciones, lo pican un poco o lo agregan entero. Como mas les guste, de ambas maneras queda delicioso.

 

image

Una vez que todos los ingredientes están en el bol, mezclar bien y volver a llevarlos a la heladera un ratito para que recupere el frío.

image
¡Y listo! a lavarse las manos, la comida esta pronta :-).


¡ATENCION!, salsa de Soja: leer muy bien la etiqueta
.

Normalmente se piensa que la salsa de soja es un alimento sano, pero lamentablemente, hoy por hoy, no es así. En los procesos industriales se ha convertido en un producto dañino.
Cuando vayan al supermercado, lean detenidamente la letra chiquita de los ingredientes. Normalmente tiene: azúcar caramelizada, trigo (gluten), sal y conservantes. En general, es solo azúcar quemada con muchisíma sal refinada, los dos ingredientes mas difíciles de la nutrición… pero que no cunda el pánico, por suerte, existe una alternativa: el liquido de soja Bragg fermentado naturalmente respetando los procesos tradicionales. Libre de gluten, hecho con soja no modificada genéticamente (non-GMO) y por sobre todo, nos aporta fácilmente 16 aminoácidos esenciales y no-esenciales. Bragg es una marca que se especializa en cuidar y respetar los procesos naturales como del vinagre de manzana, aceite de olivas, entre otros.

Y como último consejito, intenten siempre preparar el alimento tranquilos, conectados con ellos, dedicale lo mejor de vos y agradecelo. Entra en comunión con él, porque aunque parezca raro, este proceso, también es necesario para la buena salud…los alimentos no son solo eso, son la energía que necesitamos para estar activos, sanos y felices.

Bueno, ya nuevamente en carrera, estoy muy feliz de dedicarme al blog y a todas las cosas que estoy trabajando y pronto, compartiré con todos ustedes.

Gracias por leerme, por seguirme y acompañarme en este camino.

Con amor, Caro.