Menú Navideño- super sano y super rico- 2da parte

 menú navideño

Ya está listo la segunda parte de este riquísimo Menú Navideño bien sapiens.

Como en la primera entrega, continuamos bajo el enfoque de la alimentación limpia, que hace mucho hincapié en el consumo de alimentos locales, de temporada y orgánicos, pero sobre todo que la base de tus elecciones alimenticias sean los vegetales.

Esta rica sopa del menú navideño la hice con batata para incluir más variedad de raíces en la dieta, que son una gran fuente de minerales para cuando escasean las frutas que son alimentos del verano.
Si no la consigues, puedes usar cualquier otra verdura como coliflor o brocoli y adicionarle alguna alga marina para mineralizarla.

Como siempre les digo, vayan variando, esta receta es solo una base para que tu creatividad se dispare. Todo esta permitido, siempre y cuando sigas enfocado en las bases de la alimentación limpia.

Bueno, aquí está esta sopita del menú navideño y si aún no viste la primera parte puedes hacer click aquí 

Sopa de batata con pop amaranto 

Ingredientes:
1 cebolla en cubos pequeños
1 cucharadita de jengibre rallado
2 cditas de aceite de coco
1 batata/camote grande, o dos pequeñas
1 litro de caldo de verduras (o el que más desees)
165 ml de crema de coco
Sal del himalaya o marina al gusto
1 cucharadita de garam masala
1/2 cucharadita de cúrcuma
2 cucharadas de pop amaranto (haciendo click en el enlace puedes hacerlo en casa)
opcional: unas gotitas de aceite de sesamo tostado, trufas o nueces del bosque.
opcional 2: cilantro picado para decorar.
opcional 3: pimienta cayena

Procedimiento

1. Poner una olla a fuego medio, agregar el aceite de coco, la cebolla y la sal. Sofreír suavemente.
2. Pelar la batata y cortarla en cubitos pequeños. Agregarlas al sofrito y mezclar.
3. Acto seguido agregar el caldo de verduras, el garam masala, la curcuma, el jengibre y la sal (Si te gusta la comida picantita, es el momento ideal para agregarle la pimienta cayena, le da un sabor glorioso). Tapar y dejar cocinar a fuego medio bajo.
4. Cuando esté la batata cocida (pruébala) agrega la preparación a una licuadora y añadir la crema de coco. Batir a máxima potencia y volver a poner la preparación en la olla. Dejar cocinar unos 5 minutitos más a fuego mediano bajo.
5. Probar y adicionarle sal o más condimentos si así lo prefieres (esto te lo dejo a tu gusto)
6. Servir en un plato y decorarlo con el pop amaranto, el cilantro picado y unas gotitas del aceite que más te guste.

¡ Y listo!, super rápida, deliciosa, llena de nutrientes  y genial para calentar el cuerpo para todos los que vivimos de este lado del mundo.

El miércoles (no te olvides) estaré poniendo la última receta de este menú (el postre ya esta publicado en esta revista que puedes obtener en forma gratuita click aquí ).

pastel-de-papas

Feliz como una perdiz  de tener la posibilidad de darte una rica opción para estas navidades, me dispongo a disfrutar de este 4to domingo de advientos ( bien frío en Alemania) con toda mi familia.

Con todo mi amor,
Caro.

 

9 beneficios del ghee para la salud.

image
Ghee es mantequilla clarificada. Se obtiene calentándola para eliminar los sólidos de agua y leche, obteniendo una grasa color transparente dorada. Lo que queda es un aceite de fácil digestión rica en sabor y aromas. Tiene sus orígenes en la India y en la actualidad se utiliza ampliamente en la medicina ayurvédica debido a su propiedades curativas.

Y este artículo lo escribo para empezar a cambiar pasito a paso los hábitos a la hora de cocinar, especialmente entender la importancia de eliminar los aceites industriales comerciales como canola, girasol, cártamo, soya, etc. que son altamente procesados, provocan inflamación y  contribuyen al enorme aumento de enfermedades cardiovasculares y degenerativas. Incluso el aceite de olivas, es un alimento super nutritivo, pero no para cocinar, porque su punto de humeo también es bajo (extra virgen: 160°C), por lo tanto todas sus propiedades las obtenemos consumiendolo CRUDO, al cocinarlo, corremos el riesgo de pasar la barrera de humeo y provocar radicales libres. Entonces encontré en el ghee una fuente segura de grasa para cocinar en forma saludable y económica, ya que los aceites de coco o aguacate (que tienen el punto de humeo muy alto) son especialmente caros.

Alergias e intolerancias

Cuando se trata de alergias a lácteos, las proteínas de la leche, la caseína y suero de leche son los culpables más comunes. Ghee es en realidad una grasa sin las proteínas problemáticas, ya que en su proceso lento de cocción eliminamos todas sus impurezas.
Ghee es rico en ácido butírico que es ideal para la curación del intestino. Y cuando uno está experimentando sensibilidades o alergias a los alimentos, es bastante probable que el intestino este necesitando un poco de amor :-).

Los 9 beneficios

  •  No se estropea a corto plazo.
    Debido a su bajo contenido de humedad y la falta de lácteos, no se pone rancio a temperatura ambiente como la mantequilla, y conserva su sabor y frescura original hasta un año sin refrigeración. Aunque he leído en el libro que les sugiero abajo (en la fuente) que bien conservado en un lugar oscuro y un bote bien cerrado sus propiedades pueden conservarse sin ninguna alteración durante años, muchos años.
  •  Alto punto de humeo
    la temperatura máxima donde esta grasa comienza a humear- generar humos tóxicos y dañinos radicales libres – es cercano a los 260 ° C, que es mucho más alto que la mayoría de los aceites de cocina y mucho más alto aún que el punto de humo de la mantequilla ordinaria  que ronda los 176 ° C.
  •  Estimula el sistema digestivo.
    Ghee stimula la secreción de ácidos del estómago para ayudar en la digestión, mientras que otras grasas y aceites, pueden ralentizar el proceso digestivo del cuerpo y provocando una sensación de  pesadez en el estómago.
  •  Conveniente para los intolerantes a lácteos.
    Ghee se produce cuando se aclaró la mantequilla, es decir, todo menos trazas de lactosa y caseína, se eliminan. Aunque pequeñas cantidades pueden permanecer, existen a un nivel lo suficientemente bajo como para no causar preocupación para una persona que lleva una dieta Paleo o aquellos con intolerancia a la lactosa o caseína. De todas maneras, es bueno siempre consultar primero con nuestro médico antes de incorporar un nuevo alimento a nuestra dieta.
  •  Rico en vitaminas A, D, E y K.
    Ghee es rica en las vitaminas solubles en grasa saludable A, D, E y K, que son fundamentales para los huesos, el cerebro, el corazón y la función del sistema inmunológico.
  • Fuente natural de la CLA anti-cancerígeno.
    Ghee de vacas alimentadas con pasto contiene el ácido graso para combatir el cáncer- ácido linoleico conjugado (CLA)– que ayuda en la pérdida de peso y se ha demostrado que retrasa la progresión de algunos tipos de cáncer y enfermedades del corazón.
  • Fuente dietética rica de ácido butírico.
    Ghee es una fuente con ácidos grasos de cadena corta, como el ácido butírico, que se cree sirve para prevenir cánceres y tumores. Ghee ayuda a restaurar la integridad de la mucosa intestinal, reduce la inflamación, tiene propiedades anti-virales, y se ha demostrado que es beneficioso para las personas con trastornos gastrointestinales, tales como colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn.
  • Incrementa la absorción de vitaminas.
    Las grasas del ghee ayuda en la absorción de vitaminas y minerales solubles en grasa de otros alimentos, el fortalecimiento del sistema inmunológico.
  • Pureza.
    Ghee no contiene aceites hidrogenados nocivos, aditivos artificiales, conservantes ni grasas trans.

Fuente: The Goodness of Ghee

 

Guía paso a paso para hacer Ghee en casa

Ghee es una excelente opción económica para todas las familias, porque se puede conseguir marcas de mantequillas de animales alimentados a pasto a muy buen precio y es mucho mas accesible (aun en lugares mas remotos) que el aceite de coco o aguacate (palta), por eso pensé que seria una excelente idea para comenzar a introducir nuevos alimentos a nuestra dieta.

Consejos importantes para preparar un buen ghee:

  • realizar su cocción a fuego lento, para mantener sus propiedades intactas.
  • elegir mantequilla de animales alimentados a pasto. Aquellos alimentados a soja o maíz, no solo contribuimos seguir sosteniendo este grave impacto ecológico generado por los ganados criados por la industria , si no que nos afecta directamente a nuestra salud, ya que los granos destinados alimentación de animales son en su mayoría transgénicos y el ghee ya no nos aportaría sus excelentes beneficios.
    Recuerda: SOLO ALIMENTADO A PASTO y criado en LIBERTAD.
  • hacerlo con paciencia, su cocción supera la media hora, así es bueno que te tomes un ratito solo para prepararlo. A mi personalmente me relaja, por eso aprovecho a prepararlo cuando estoy sola en casa para disfrutar de ese momento :-). Hay quienes escriben, otros corren y otros leen un libro, bueno, yo preparo ghee :-).
  • NUNCA lo prepares a fuego fuerte, mantenerlo a una temperatura medio-bajo es lo ideal. De esta manera no se queman sus principales beneficios.

Aquí les he preparado un video para que puedan apreciar y entender de mejor manera como podemos hacer un Ghee en casa.

Para ello necesitaremos:

1 ollita (preferentemente de acero inoxidable, evitar el aluminio).
1 cuchara de madera.
1 colador pequeño.
1 pedacito de gaza.
500 grs de mantequilla.

Procedimiento: (ver video haciendo click sobre la imagen)

Por último algo a tener en cuenta: si bien el ghee es super saludable, no olvidar que es una grasa del tipo saturada y como todo en la vida los excesos no son buenos, así  consumido con inteligencia y moderación, notaremos grandes beneficios.

Ya saben, cualquier duda o pregunta es siempre bienvenida.

Les mando un abrazo gigante y hasta la próxima.

Con amor,
Caro.