Menú Navideño- sano y rico – 3era y ultima parte

Menú Navideño

 

¡Hola Sapiens!,
¡Ya tengo lista la última entrega para el menú Navideño! es un Pastel de Verduras y aunque no lo creas esta completamente hecho sin grasas.

Digestiones lentas

Hay muchas personas que tienen cierta sensibilidad  para digerir las grasas, así pues he pensado en ellos.
En el caso de personas con ciertas sensibilidades digestivas siempre les aconsejo tomar alimentos fermentados, como Sauerkraut o vinagre de manzana antes de empezar a comer o bien durante la comida. Muchas veces, el desequilibrio de bacterias genera poca acidez para digerir alimentos, así, estos nos ayudan a crear digestiones menos pesadas y aportar bacterias amigables a nuestro intestino.
Por eso, si es tu caso, con apenas una cucharada de vinagre de sidra de manzana antes de comer o una cucharada de chucrut o sauerkraut en la ensalada, vas a notar una diferencia importante. Sumado a esto es vital que mastiques muy requetebién cada bocado, que en el proceso de la formación del bolo alimenticio, la saliva genera enzimas digestivas que también tiene muchísimos más beneficios como por ejemplo perder peso.

Pastel de verduras sin papa

Ingredientes:

  • 2 tazas de puré de coliflor haz click aquí para aprender hacerlo
  • 1 ramita de apio
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pimiento morrón
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 taza de agua
  • 250 grs de champiñones
  • 3 cdas de aceitunas picadas
  • 1/2 cucharadita de pimenton dulce
  • 1/2 cdita de comino
  • sal marina y pimienta a gusto

Para la decoracion (opcional): estrellas de batatas al horno

  • 1 batata grande
  • 1 tomate cortado en cubitos pequeños
  • aceite de olivas extra virgen a gusto
  • arvejas, cantidad necesaria

Procedimiento:

1. Preparar el puré de coliflor como lo indico en esta receta (puedes quitar el ghee si lo deseas) y reservar.

2. Lavar y cortar en cubitos pequeños el apio, la zanahoria, la cebolla y el pimiento morrón.

3. Poner una sartén a fuego medio y cuando este bien caliente agregar todas las verduras cortadas. Mover un poco con una cuchara de madera y agregar de a chorritos el agua hasta llegar a la media taza. Cuando se reduzca el agua agregar la otra mitad, tapar y  cocinar a fuego mínimo (si ves que necesita mas agua agrégale, pero fíjate que la preparación no te quede demasiado jugosa).

4. Agregar los condimentos, las aceitunas. Mezclar .

5. Mientras se cocinan las verduras, limpiar los champiñones y cortarlos en cubitos bien pequeñitos.

6. Agregarlos a la preparación anterior, dejar cocinar por unos minutos. Probar, y si hace falta ajustar los condimentos.

7. Una vez cocida totalmente la preparación, retirarla del fuego y dejar enfriar unos minutos. Aprovechar el tiempo y precalentar el horno a 180º C

8. La preparación alcanza para 8 porciones individuales, pero también puedes hacerla en una fuente pirex. Distribuir las verduras en las fuentecitas y cubrir con el puré de coliflor

9. Hornear por unos 25 minutos y servir caliente.

Para la decoración:

1. Lavar muy bien la batata con un cepillo, pelar, cortar en pedazos finos y con una forma de galletas proceder a cortar las estrellitas.

2. Hornear sin grasas durante aprox. 30 minutos a unos 200ºC

3. Cuando estén doradas retirar del horno y si se gusta pincelar con aceite de olivas extra virgen.

4. Ubicar en el plato junto con las arvejas y los cubitos de tomates.
Agradecer las pequeños regalos que nos da la vida

Y como última cosita he deseado traducir este video para que te ayude apreciar cuantos regalos maravillosos hay en tu vida. Ser un ser agradecido, nos hace ver las cosas mas fáciles, nos pone la mochila más ligera, nos ayuda a perdonar y a sentirnos bendecidos. Agradece cada vez que puedas, no existe momento ideal para hacerlo, simplemente entrégate por unos segundos y veras como lentamente se convierte en un hábito.

Un abrazo enorme para todos y ¡Feliz Navidad!

Caro.

Menú Navideño- super sano y super rico- 2da parte

 menú navideño

Ya está listo la segunda parte de este riquísimo Menú Navideño bien sapiens.

Como en la primera entrega, continuamos bajo el enfoque de la alimentación limpia, que hace mucho hincapié en el consumo de alimentos locales, de temporada y orgánicos, pero sobre todo que la base de tus elecciones alimenticias sean los vegetales.

Esta rica sopa del menú navideño la hice con batata para incluir más variedad de raíces en la dieta, que son una gran fuente de minerales para cuando escasean las frutas que son alimentos del verano.
Si no la consigues, puedes usar cualquier otra verdura como coliflor o brocoli y adicionarle alguna alga marina para mineralizarla.

Como siempre les digo, vayan variando, esta receta es solo una base para que tu creatividad se dispare. Todo esta permitido, siempre y cuando sigas enfocado en las bases de la alimentación limpia.

Bueno, aquí está esta sopita del menú navideño y si aún no viste la primera parte puedes hacer click aquí 

Sopa de batata con pop amaranto 

Ingredientes:
1 cebolla en cubos pequeños
1 cucharadita de jengibre rallado
2 cditas de aceite de coco
1 batata/camote grande, o dos pequeñas
1 litro de caldo de verduras (o el que más desees)
165 ml de crema de coco
Sal del himalaya o marina al gusto
1 cucharadita de garam masala
1/2 cucharadita de cúrcuma
2 cucharadas de pop amaranto (haciendo click en el enlace puedes hacerlo en casa)
opcional: unas gotitas de aceite de sesamo tostado, trufas o nueces del bosque.
opcional 2: cilantro picado para decorar.
opcional 3: pimienta cayena

Procedimiento

1. Poner una olla a fuego medio, agregar el aceite de coco, la cebolla y la sal. Sofreír suavemente.
2. Pelar la batata y cortarla en cubitos pequeños. Agregarlas al sofrito y mezclar.
3. Acto seguido agregar el caldo de verduras, el garam masala, la curcuma, el jengibre y la sal (Si te gusta la comida picantita, es el momento ideal para agregarle la pimienta cayena, le da un sabor glorioso). Tapar y dejar cocinar a fuego medio bajo.
4. Cuando esté la batata cocida (pruébala) agrega la preparación a una licuadora y añadir la crema de coco. Batir a máxima potencia y volver a poner la preparación en la olla. Dejar cocinar unos 5 minutitos más a fuego mediano bajo.
5. Probar y adicionarle sal o más condimentos si así lo prefieres (esto te lo dejo a tu gusto)
6. Servir en un plato y decorarlo con el pop amaranto, el cilantro picado y unas gotitas del aceite que más te guste.

¡ Y listo!, super rápida, deliciosa, llena de nutrientes  y genial para calentar el cuerpo para todos los que vivimos de este lado del mundo.

El miércoles (no te olvides) estaré poniendo la última receta de este menú (el postre ya esta publicado en esta revista que puedes obtener en forma gratuita click aquí ).

pastel-de-papas

Feliz como una perdiz  de tener la posibilidad de darte una rica opción para estas navidades, me dispongo a disfrutar de este 4to domingo de advientos ( bien frío en Alemania) con toda mi familia.

Con todo mi amor,
Caro.

 

¡Pop! amaranto con yogurt de coco casero

IMG_2232

 

Hola a todos!…

¡Estoy tan contenta!.

¡Si!, feliz, feliz porque después de mucho trabajo, por fin, está disponible en Cocina Sapiens, mi primer y nuevo programa: “La Magia del Coco” que cree y diseñe especialmente para vos.
Este regalito, es mi manera de agradecerte todo este tiempo que me haz acompañado, en la creación de este blog informativo, para que estés donde estés, y comas lo que comas, tu vida pueda ser cada día un poco más equilibrada y un poco más sana.

“La Magia del Coco”, es un programa totalmente gratuito distribuido en 4 módulos que podrás ver online.
Lo único que tenes que hacer es suscribirse a mi newsletter dando click aquí. Seguís todos los pasos que te va indicando el programa y  ¡ya estas listo para empezar a disfrutar!.
En el transcurso de 4 días, irás recibiendo diariamente un email que contiene un módulo que te guiará de la mano con este contenido:

  • aceite de coco de primera prensada en frío.
  • leche de coco.
  • yogurt de coco.
  • harina de coco
  • yyyy una linda sorpresita para el final, que estoy segurísima te va a encantar.
    No esperes más, suscribite y empeza a recibir los beneficios de toda esta información en forma exclusiva.

Amaranto, el alimento de los ancestros

image

Siempre, antes de pasar a la receta, me gusta contarles un poco del alimento en cuestión. Hoy le llegó el turno al amaranto. Y como no me gusta mucho hervido, encontré la manera de hacerlo y ¡me encanta!. Por eso, siento que sería una opción interesante para todos aquellos que queremos beneficiarnos de su alto contenido nutricional, pero por sobretodo saborearlo y disfrutarlo. Pero antes aprendamos que es el amaranto:

El amaranto, está en la lista de granos ancestrales. Se cree que su cultivo data entre 5000 y 8000 años a.C. en la zona de Centroamérica- Mexico, y entre Peru- Ecuador.
El amaranto, nombre derivado del griego que significa “inmortal” e “inmarchitable”, es uno de los más antiguos cultivos alimenticios conocidos. Alimento de recolectores y cazadores junto con el maíz, el frijol y la calabaza.

Y ahora que tenemos una pequeña introducción historia, les cuento que hay muchas teorías respecto a si debemos o no comer cereales, puesto que la agricultura llegó a nuestra evolución, casi ayer -por decirlo de alguna manera- y según algunos científicos como Dr. Perlmutter  en su libro “Cerebro de Pan” sostiene que el cuerpo no necesita de ellos para vivir, si no todo lo contrario, afecta nuestra salud sustancialmente.
Teorías, son teorías, todas respetables, lo importante es que uno encuentre el camino para alcanzar una dieta sana y equilibrada, pero por sobretodo, que sea apropiada para tus necesidades tanto físicas como energéticas y sostenible a lo largo de toda tu vida.
Soy de la idea que siempre es mejor agregar que quitar, entendiendo nuestra nutrición como un acto consciente e inteligente, dando paso a la inclusión de alimentos olvidados para agrandar nuestra paleta de elecciones.

¡Rescatemos!

Con la modernidad hemos dejado de consumir muchos granos que por suerte -aún- la mano del hombre no los han modificado genéticamente (alimentos transgénicos), puesto que hasta hace  pocos años no existía demanda de la industria para procesarlos, por eso, en estos tiempos donde un gran porcentaje de alimentos sufren modificaciones, los granos ancestrales, siguen siendo los más seguros de consumir.
Por eso, el amaranto junto con la quinoa, trigo sarraceno, chia, mijo, sorgo, teff son algunos de nuestros que podemos rescatar. Redescubrirlos te ayudará a no depender tanto del trigo o avena (como para nombrar algunos), que lamentablemente sí fueron víctimas de la biotecnología y su consumo diario, afecta directamente nuestra salud. Recorda: lo importante es SIEMPRE alternar todos los alimentos, variar todos los días, especialmente si se trata de granos. Tus intestinos te lo van agradecer.

¿Y la proteína?

Cuando se inicia cambios de hábitos incluimos alimentos integrales y menos procesados. Y es ahí precisamente donde nos cuestionamos todo. La mayoría de las personas tienden a comer menos alimentos de origen animal y las dudas aparecen como brotando de todos lados. ¿y ahora, de donde saco las proteínas?
Incluir amaranto en la dieta te puede servir para reemplazar la proteína animal.¿por qué?, lee estos datos:
Posee un alto contenido de proteínas (entre un 15 y 18%), minerales: magnesio, potasio, fósforo pero lo relevante es que su concentración de calcio es tres veces mayor a lo que podría ofrecerte un vaso de leche. Genial, ¿no?. Igual, lo que a mí más me sorprendió, es que a parte de todos esos beneficios, es un grano que contiene ¡vitamina C!… increíble.
Como ves, el amaranto, tiene una alta calidad nutritiva. ¿Qué esperas para salir corriendo a comprarlo?.

 

¡Pop! amaranto y yogurt de coco

IMG_2234

Empezar la mañana con un rico desayuno, que te llene de energía, te cambia el día.
En lo personal, es durante la mañana cuando mejor funciono, luego de un buen y reparador descanso de 8 horas.
Comer cereal, es para mi la opción más rápida, especialmente si tengo una lista enorme de cosas para hacer durante el día. Normalmente tengo amaranto inflado ya preparado y si no lo como con yogurt de coco o almendras casero. También, la leche vegetal, es una gran opción.
Al final, lo importante es que puedas incluir este cambio a tu dieta, pero sobretodo entiendas que hay opciones ricas y super saludables. Prometo que nada es imposible, solo hay que buscar opciones.

¡Pop!, amaranto – Amaranto inflado-

Para su preparación vas a necesitar:

Amaranto crudo
una sartén antiadherente.
un frasco con cierre hermético para guardar.

Para preparar tu desayuno con yogurt casero de coco:

  • Amaranto inflado a gusto.
  • Yogurt de coco (que podes aprender hacerlo pinchando aquí)
  • Frutas a gusto
  • Miel cruda, sirope de arce, stevia o xilitol para endulzar.
  • Nueces picadas a gusto.
  • Chia (opcional)

Ahora, solo te queda mirar el video que preparé para que puedas entender mejor como hacerlo.

 

Una vez más, cierro con la fuerte esperanza de haber aportado un granito de arena, para que tus cambios hacia una transformación general de tu vida sea posible de la mano de Cocina Sapiens.

¡Hasta la próxima!

Con todo mi amor,

Caro.

 

Dulce de leche saludable con panqueques sin harina

dulce de leche

¡Qué rico es el dulce de leche!, pero como se imaginaran, este no es cualquier dulce de leche. Primero porque no tiene azúcar y tampoco leche de vaca, si no de coco jejejeje.
A parte no solo es riquísimo y sano, si no que lleva sol dos o tres ingredientes (depende la opción que elijas) y se hace rápido y fácilmente.

Hace alrededor de 7 años dejé de comer azúcar refinado, y hace como dos-tres años elimine completamente hasta el azúcar integral o mascabado que es la versión mas sana del azúcar de caña. Lo evito por todos los medios, ya no me gusta, no es lo mismo, siento todo demasiado dulce. ¿Por qué lo hice?, aquí te dejo solo alguna de las razones. Hay más, muchas más, solo elegí las mas relevantes para que luego puedas seguir informándote.

La vida sin azúcar, 6 razones para dejarla.

1. Te engorda, te enferma y no te nutre.

Cuando comemos azúcar se convierte en glucosa (bueno, todos los carbohidratos lo hacen). El exceso de glucosa se ​​convierte en triglicéridos en nuestro hígado y luego se almacena en las células. El azúcar nos engorda, por eso, es importante entender que, no es culpa de la grasa tus kilitos de más, si no del azúcar.

El azúcar es la “sanguijuela” de los minerales. Como es muy difícil para el cuerpo digerirla, utiliza como recursos las reservas. Así, sin más, simultáneamente te conviertes en gordo y desnutrido. No creas que estás fuera de peligro si eres delgada, es  posible estar delgada, y padecer enfermedades causadas por la desnutrición. Por eso, ser delgada no es garantía de nada.

2. Causa resistencia a la insulina , que a menudo conduce a la diabetes

Cuando los niveles de insulina son continuamente altos debido a los alta glucosa en sangre, esto provoca resistencia a la insulina. Cuando esto sucede, tu cuerpo no responde bien a los niveles más bajos de insulina y la glucosa será almacenada en forma de grasa. Una vez que hayas desarrollado resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2 es sólo un paso. Por eso, mucha atención, la diabetes tipo 2 es totalmente prevenible y controlable con una buena dieta.

3. Debilita el sistema inmunológico

El azúcar afecta directamente el sistema inmunológico.

  • Interfiere con el transporte de vitamina C.
  • Los glóbulos blancos tienen una capacidad reducida para matar los gérmenes en presencia de azúcar .
  • El impacto de los ácidos grasos se neutralizan cuando el azúcar está en tu sistema. Esto hace que las células sean más permeables y susceptible a la infección.
  • Desequilibra por completo la flora intestinal “matando” las bacterias “buenas” y alimentando las”malas”.

4. Puede afectar significativamente el estado de ánimo y problemas de comportamiento en los niños.

Debido a los impactos de azúcar en el cerebro, los peques son particularmente susceptibles a los problemas de azúcar. Su consumo los afecta sustancialmente: hiperactividad , ansiedad, dificultades de concentración , irritabilidad o somnolencia.

5.El azúcar resulta adictivo para nuestro cerebro, con efectos similares al de las drogas como la cocaína, reaccionando de forma diferente a los impulsos.

Un cerebro normal libera dopamina, un neurotransmisor ligado a la sensación de placer al estar ante una situación agradable, por ejemplo, el comer un pastel de forma ocasional. El cerebro de quienes consumen demasiado azúcar libera dopamina al sentir que van a consumir azúcar y no por el hecho de hacerlo en sí mismo, por lo que la verdadera recompensa nunca llega. Al igual que otros adictos, los que consumen azúcar de forma compulsiva tienen menos receptores de dopamina, lo cual hace que al recibir las señales, éstas sean más débiles y  para sentirse bien, se necesite consumir más y más dulces. Finalmente, se crea un circulo vicioso que hará que la persona se sienta ansiosa si no tiene algo dulce que comer, feliz cuando vea que se acerca el azúcar y una vez que lo está consumiendo, vuelve a desear comer más.

6. El azúcar desempeña un papel en los trastornos mentales.

El cerebro es el órgano más sensible de nuestro cuerpo al azúcar. Los picos de insulina extremas pueden causar grandes problemas en el cerebro . Esta es la razón por la cual se la relaciona con trastornos tales como la ansiedad, depresión, e incluso la esquizofrenia.

7. Enfermedad de Alzheimer

Las personas con diabetes tienen el doble de probabilidades de ser afectados por la enfermedad de Alzheimer. Cada vez más investigaciones están descubriendo su estrecha relación con su consumo. Alzheimer está siendo considerada diabetes tipo 3.
Estos solo algunos ejemplos, así ¿ahora entiendes por qué la dejé?.


Expansión y Contracción, la energía Qi o Ki en los alimentos.

Creo en el principio del equilibrio. El concepto del yin y yang también se dan en los alimentos y el tipo de energía que provocan en nuestro organismo. Todo en el mundo tiene algunas propiedades del yin y el yang, pero en proporciones variables. La
energía Yin es luz, expansiva, húmeda, suave, fría y más vegetal. La energía Yang es pesada, de contratación, seca, dura, caliente y más animal.

Algunos alimentos, como el azúcar y el alcohol, son ejemplos de alimentos demasiado expansivos para el cuerpo. Tu torrente sanguíneo absorbe rápidamente el azúcar y produce energía, haciendo que se sienta temporalmente abierto y relajado, eso es la expansión.

Otros alimentos, como productos procesados, la mala calidad de la sal o proteína animal, son de contratación y hace que tus células se contraigan y pierdan fluidos, provocando que se que se sienta como ajustado y restringido.

Tu cuerpo está siempre buscando el equilibrio. Si comes demasiada sal, se contrae y rápidamente sentirás antojo de algo dulce. Observa esto la próxima vez que vayas a ver una película. Los cines son muy conscientes de que tanto las gaseosas (dulce- expansivo-) y palomitas de maíz (salada- contratación-) son combinaciones cada vez más populares para las ventas de concesión.
Por eso, es importante entender este concepto, porque sin saberlo podrías estar creando un circulo vicioso de antojos.

Panqueques sin harina con dulce de leche de saludable

image

Esta nueva propuesta que les traigo para entender que comer sano, no significa necesariamente renunciar a lo que nos gusta. El azúcar refinado (blanco) se puede reemplazar sin problemas por endulzantes naturales que no afecten nuestra salud, si no por el contrario la fortalezcan. El azúcar de coco, que es la savia de las flores de la palma, tiene un bajo indice glicemico y ¡es riquísimo!.

Amo los panqueques con dulce de leche y en casa lo comemos cada tanto, por eso les propongo dos sanísimas recetas (panqueques sin harina) basadas en coco, para darnos un gustito sabiendo que estamos dandole a nuestro cuerpo alimentos que nos mantendrán saludables.

Dulce de leche sin azúcar y sin lactosa

Ingredientes:

2 tazas de leche de coco con un 50% de concentración de grasa.
3/4 taza de azúcar de coco.
1 cucharada de ghee (opcional)

Procedimiento:

Poner todos los ingredientes en una cacerola pequeña a fuego mediano hasta que rompa el hervor.  Bajar el fuego e ir revolviendo de tanto en tanto durante los siguientes 45 minutos.
El dulce no espesara demasiado, de hecho queda bastante liquido, pero una vez que se enfríe y lo guardes en la heladera, se pondrá espeso.

Panqueques sin harina 

image

Ingredientes

40 g (1/3 taza) de harina de coco (click aqui para saber como se hace)
40 g (1/3 taza) de harina de yuca (mandioca)
Extracto de vainilla 1 cucharadita
Miel 1 cucharada sopera
3 huevos grandes
125mls – 140mls ( 1/2 taza aproximadamente) de leche de coco (click aquí para saber como se hace)

Procedimiento:

1. En su bol agregar todos los ingredientes.
2. Mezclar bien.
3. Si la mezcla está demasiado espesa añadir un poco más de leche de coco, que tiene que quedar más como una consistencia entre espesa y liquida.
4. Dejar que la masa repose durante 5 minutos mientras se calienta una sartén antiadherente a fuego medio .
5. Se puede usar un poco de aceite de coco en la sartén, si hace falta.
6. Retire la sartén del fuego, añadir aproximadamente 80 ml (1/3 taza) de batir el centro de la sartén y rápidamente girar alrededor de modo que la masa se ​​extienda para formar los panqueques. utilice el dorso de una cuchara para difundir si es necesario .
7. Cocinar durante aproximadamente 1-2 minutos, hasta que este dorada por debajo .
Dar vuelta y cocinar durante 30 segundos, a continuación, retire de la sartén.

El dulce de leche pueden usarlo como salsa para tus helados. En la foto (abajo) lo usé sobre un helado de banana con nueces pecan.

image

 

Y por último queria dedicarle esta receta a mis amigas de toda la vida, con quienes compartí mi infancia y adolescencia en mi querido pueblo frente al mar.
Cada vez que los hago, es inevitable no pensar en ellas. Amabamos juntarnos por la tarde y hacer panqueques con dulce de leche. Gracias chicas por regalarme tan lindos recuerdos.

Con amor,

Caro.

 

 

 

¡Viva el humus!

image

El humus, hummus o houmous (puré o crema de garbanzos) es un plato de origen árabe, que se ha vuelto muy popular en los últimos años, pero he notado que mucha gente, lo prepara con garbanzos de lata o lo compra en el supermercado listo, porque no lo sabe hacer, o simplemente piensa que la preparación es muy elaborada, pero no es así, una vez más aquí estoy para romper los mitos y mostrarles que puede ser muy simple, intentando con esto, llegar al objetivo como health coach (asesor de salud holística), la elaboración desde cero de tu propio alimento, conectarte con él y empezar a recuperar tu salud, tu energía y tu bienestar.

¿Qué tiene de especial esta legumbre?

Remontándonos en el tiempo, se cree que el origen del cultivo del garbanzo se ubica en el mediterraneo oriental: Grecia, Turquia o Siria, para luego llegar a España y expandirse al resto del mundo.

Este granito de forma tan simpática, es poseedor de un alto valor nutricional: es rico en proteínas, almidón y lípidos (grasas). Posee una gran variedad de vitaminas B y minerales como el hierro (superando por tres veces al de la carne), fósforo, potasio, magnesio, calcio y zinc, por eso, sería una lástima no aprovecharlo, porque a parte de ser muy económico, se puede preparar de muchísimas maneras, el humus, será solo una genial manera de introducirlo a nuestra dieta, especialmente si estas buscando comer menos carne o en transición a una dieta vegetariana.

Mi historia

Por parte de mi papá soy de origen árabe, sirio libanesa, para ser mas precisa. Tercera generación nacida en Argentina. Sin embargo, nunca aprendí nada de la cultura, ni tan siquiera el idioma. Con mi papá se ha perdido todo el arte culinario árabe, no porque no haya sabido cocinar, si no pues, porque fue un evolución natural de la adaptación al país y lógicamente, hacemos más cosas argentinas, que las que trajo mi tatarabuelo en el barco.
En mi casa, a veces se cocinaba alguna receta, pero era en ocasiones contadas. Mi abuela enseñó a mi mamá algunos platos, pero nada que yo recordara con muchas ganas de comer, ya que se trataba de kibbeh crudo y a mí, sinceramente, me daba muchísimo asco…por suerte mi mamá, la consentidora, siempre nos cocinaba a mí y a mi hermana otra comida :-).

Reencontrándome en Alemania

Con el correr de los años, me fuí a vivir Alemania, y ya mi curiosidad por los nuevos sabores era muy fuerte y en este país, que posee como primera minoría personas de origen turco, subseguida por las árabes fue ideal para reintroducirme en los sabores de la tierra de mi tatarabuelo. Así, volviendo al tema, por esta razón, es muy común que en ciertas ciudades se encuentren barrios que les llaman “pequeña Estambul”, donde abundan las tienditas típicas,  incluso las de comida hindú….

Mientras vivimos en la ciudad de Wiesbaden, me encantaba ir a la Wellritzstrasse, donde disfrutaba mucho del entorno y las delicias de medio oriente: de verdad, no se como lo hacen, pero el té negro simplemente sabe mejor cuando ellos lo preparan, que cuando intento hacerlo en casa :-).

Si bien los árabes y turcos nada tienen que ver entre ellos o con Argentina, el bullicio, los olores, la gente conversando en voz alta y las risas a todo pulmón, me trasladaban a mi tierra, era una pequeña caricia al alma. De esta manera apaciguaba un poco la falta de los míos…así fue como de repente empece hacer casi todas las compras de la casa en las pequeñas tiendas de este barrio. Amaba ir a esta verdulería (foto abajo) porque mientras compraba podía “pellizcar” las frutas que quisiera y nadie me llamaba la atención, solo me faltaba decirle: ¿”son dulces estas mandarinas, don”?. También me encantaba la flexibilidad con la cual podían adaptar sus productos a mis necesidades argentinas…con el tiempo empece a encariñarme con el lugar y su gente, y ya para mí los limones, aceitunas, especias, aceite de oliva, que allí vendían, eran los mejores de la ciudad.

24_7__auslaender_b_1162558p
Fue en Alemania, en ese mismísimo barrio, donde por primera vez en mi vida probaría el humus, para nunca mas dejarlo :-). Aprendí hacerlo e incorporarlo a mi dieta. La preparación básica es rápida y mas aún si podemos planificarla un poco.
Para empezar siempre uso garbanzos de buena calidad y crudos. Los pongo en remojo durante al menos 12 hs, para remover todo tipo de inhibidores (ácido fítico y hongos, por ejemplo) que dificultan la asimilación de nutrientes y provocan esos malestares flatulentos. Al siguiente día en una cacerola, agrego los garbanzos limpios conjuntamente con una hoja de laurel, abundante agua y los cocino, pero me gusta hacerlo tranquilo, a fuego mínimo, mientras mas pequeño mejor, (si tienen una olla de cocción lenta, mejor aún) para que durante el proceso se pueda conservar mejor los nutrientes. Una vez que están listos y fríos, los separo en porciones de una taza y los congelo. De esta manera con solo sacarlos una horita antes de la preparación para descongelar, puedo tener una rica y nutritiva entrada o snack.
Mis hijas aman el humus, especialmente la mayor. Es una fiesta cada vez que lo hago. Lo comemos de muchas y riquísimas variaciones: con pimiento morrón, albahaca, espinaca, remolachas o crudo, si, si crudo…que también es delicioso, pero hoy solo les traigo la receta básica y cocida, para que luego ustedes, puedan dejar volar la creatividad y le agreguen la verdura que les gusta.

image

 

Ingredientes:

  • 1 taza de garbanzos cocidos
  • 1/3 de taza de tahini (pasta de sésamo o ajonjolí)
  • 2 cucharadas de aceite de olivas
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 1 diente de ajo
  • agua, en caso de necesitarla.
  • decoración: aceite de olivas y un poco de pimentón dulce (paprika) o comino.

 

Procedimiento:

Agregar todos los ingredientes en la licuadora, menos los de la decoración y batir a máxima potencia. Si ves que no se mezcla adecuadamente y no queda homogénea, se le puede agregar un poquito de agua (pero un poquito, ¡eh!) y continuar batiendo.
Servir en un plato, agregarle por encima la paprika o el comino ( a mi me gusta mas con comino, pero logicamente es una cuestión de gustos) y un chorrito de aceite de olivas. Servir con pan pita.

image

 

¿Con qué acompañarlo?

Una ensaladita tabule (tabboulah), un pimiento morrón al natural y unas riquísimas aceitunas son geniales para este fresco y delicioso plato.

Última receta: pimiento rojo asado

Si deseas hacer pimiento al natural, es muy sencillo. Poner el pimiento rojo limpio directamente en la hornalla a gas (sin miedo, es así como se hace) y dejar que la pielcita se queme, mientras lo vas girando, prestando mucha atención de no quemarte (usar pinzas es lo adecuado). Cuando todo el pimiento este “quemado”, retirarlo del fuego y meterlo en una bolsa de plástico. Esperar unos 10 minutos y proceder a retirarle toda los restos y abrirlo para quitar las semillas. Cortarlo en tiras y agregarles un poco de aceite de oliva. Son ideales para agregar a las ensaladas, sandwichs, o lo simplemente comerlos así solitos.

image

 

Espero de todo corazón que les haya motivado esta receta y se animen a prepararlo en casa. La primera vez, como casi todo en la vida, te encontrarás un poco perdido, pero luego con la práctica te resultará facilísimo y divertido, incluso los niños pueden hacerlo sin problemas,

Cualquier pregunta, no duden en escribirme aquí en el blog, que encantada de la vida, los ayudaré.

Con amor,

Caro.