Menú Navideño- sano y rico – 3era y ultima parte

Menú Navideño

 

¡Hola Sapiens!,
¡Ya tengo lista la última entrega para el menú Navideño! es un Pastel de Verduras y aunque no lo creas esta completamente hecho sin grasas.

Digestiones lentas

Hay muchas personas que tienen cierta sensibilidad  para digerir las grasas, así pues he pensado en ellos.
En el caso de personas con ciertas sensibilidades digestivas siempre les aconsejo tomar alimentos fermentados, como Sauerkraut o vinagre de manzana antes de empezar a comer o bien durante la comida. Muchas veces, el desequilibrio de bacterias genera poca acidez para digerir alimentos, así, estos nos ayudan a crear digestiones menos pesadas y aportar bacterias amigables a nuestro intestino.
Por eso, si es tu caso, con apenas una cucharada de vinagre de sidra de manzana antes de comer o una cucharada de chucrut o sauerkraut en la ensalada, vas a notar una diferencia importante. Sumado a esto es vital que mastiques muy requetebién cada bocado, que en el proceso de la formación del bolo alimenticio, la saliva genera enzimas digestivas que también tiene muchísimos más beneficios como por ejemplo perder peso.

Pastel de verduras sin papa

Ingredientes:

  • 2 tazas de puré de coliflor haz click aquí para aprender hacerlo
  • 1 ramita de apio
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pimiento morrón
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 taza de agua
  • 250 grs de champiñones
  • 3 cdas de aceitunas picadas
  • 1/2 cucharadita de pimenton dulce
  • 1/2 cdita de comino
  • sal marina y pimienta a gusto

Para la decoracion (opcional): estrellas de batatas al horno

  • 1 batata grande
  • 1 tomate cortado en cubitos pequeños
  • aceite de olivas extra virgen a gusto
  • arvejas, cantidad necesaria

Procedimiento:

1. Preparar el puré de coliflor como lo indico en esta receta (puedes quitar el ghee si lo deseas) y reservar.

2. Lavar y cortar en cubitos pequeños el apio, la zanahoria, la cebolla y el pimiento morrón.

3. Poner una sartén a fuego medio y cuando este bien caliente agregar todas las verduras cortadas. Mover un poco con una cuchara de madera y agregar de a chorritos el agua hasta llegar a la media taza. Cuando se reduzca el agua agregar la otra mitad, tapar y  cocinar a fuego mínimo (si ves que necesita mas agua agrégale, pero fíjate que la preparación no te quede demasiado jugosa).

4. Agregar los condimentos, las aceitunas. Mezclar .

5. Mientras se cocinan las verduras, limpiar los champiñones y cortarlos en cubitos bien pequeñitos.

6. Agregarlos a la preparación anterior, dejar cocinar por unos minutos. Probar, y si hace falta ajustar los condimentos.

7. Una vez cocida totalmente la preparación, retirarla del fuego y dejar enfriar unos minutos. Aprovechar el tiempo y precalentar el horno a 180º C

8. La preparación alcanza para 8 porciones individuales, pero también puedes hacerla en una fuente pirex. Distribuir las verduras en las fuentecitas y cubrir con el puré de coliflor

9. Hornear por unos 25 minutos y servir caliente.

Para la decoración:

1. Lavar muy bien la batata con un cepillo, pelar, cortar en pedazos finos y con una forma de galletas proceder a cortar las estrellitas.

2. Hornear sin grasas durante aprox. 30 minutos a unos 200ºC

3. Cuando estén doradas retirar del horno y si se gusta pincelar con aceite de olivas extra virgen.

4. Ubicar en el plato junto con las arvejas y los cubitos de tomates.
Agradecer las pequeños regalos que nos da la vida

Y como última cosita he deseado traducir este video para que te ayude apreciar cuantos regalos maravillosos hay en tu vida. Ser un ser agradecido, nos hace ver las cosas mas fáciles, nos pone la mochila más ligera, nos ayuda a perdonar y a sentirnos bendecidos. Agradece cada vez que puedas, no existe momento ideal para hacerlo, simplemente entrégate por unos segundos y veras como lentamente se convierte en un hábito.

Un abrazo enorme para todos y ¡Feliz Navidad!

Caro.

5 consejos para una mejor digestión

 

image

¡Hola a todos!, nuevamente por aquí, luego de algunas semanitas de ausencia :-).
Como les prometí en mi cuenta de Instagram, por fín les traigo una de mis recetas favoritas con la explicación adecuada para cambiar poco a poco algunos hábitos alimenticios, especialmente para todas aquellas personas que sufren problemas de digestión. Sí, esta vez, me centro en este tema, que es uno de los pilares para mantener una buena salud.

Recuerda que estas sugerencias que te hago, son para probar y prestar atención cómo reaccionas. En la alimentación holística, saber leer y entender las necesidades de tu cuerpo, es fundamental para lograr el bienestar, así ya sabes que esto es una constante de prueba y error. Quebrar patrones o cambiar algunos comportamientos a la hora de elegir alimentos es, también, salir de la zona de confort, así tranquilo, date tiempo en asimilarlos poco a poco.

Digerir

La buena nutrición empieza en la digestión. Todo alimento bien digerido, nos nutre y nos da energía.
El cuerpo usa la mayoría de nuestra energía en digerir, por eso cuando comemos en exceso o alimentos incorrectos (procesados), nos sentimos letárgicos, cansados, completamente sin energía o simplemente caemos en brazos de Morfeo. Esto sucede porque el sistema digestivo tiene que emplear jugos gástricos con diferentes grados de acidez, provocando  que el cuerpo no entienda bien que procesar primero y la digestión sea ineficaz. Así, el alimento quedará más tiempo en el estómago, generando una fermentación que luego, en una respuesta natural de protección, el cuerpo acabará llenando de moco para poder “expulsarlo”. Esta mucosidad, es generadora de muchos problemas,  porque como toda fermentación genera “azúcar” que servirá como alimento para otros organismos (como proliferación de levaduras-hongos-) que conviven en nuestro interior…(Fuente: Body Ecology Diet)

Ya la medicina ayurvédica, trata desde la digestión, allí se encuentra la mayoría de nuestros problemas cuando no logramos hacerla en forma efectiva. Por eso, tomaremos en cuenta algunos consejitos para mejorar este aspecto. Les prometo que es súper fácil de llevar a cabo y vas a notar la diferencia muy rápidamente. Yo misma lo he comprobado con mi cuerpo.

Buena digestión en 5 pasos:

1. Respetar la combinación de alimentos:

Come proteínas con verduras o algas. Evita por todos los medios combinarlos con        alimentos altos en almidón. ¿Por qué?, porque cuando comemos proteínas de orígen animal junto con almidón,  los líquidos gástricos que se involucran en este proceso serán diferentes (el de la carne es el más ácido de todos), dando como consecuencia dos ácidos gástricos de diferente ph, relentizando todo el proceso.
Los alimentos altos en almidón son: papas, batatas, yuca, arroz, quinoa, trigo sarraceno, legumbres, granos en general. Como alternativa te sugiero: verduras de hoja verde, brócoli, espárragos, coliflor, zanahorias, bok choy, apio, lechugas, judías verdes, ajo, hinojo, cebolla, cebollín, nabos, coles, rábanos rojos, calabaza amarilla , calabacín, pepino, remolacha.
Los vegetales sin almidón y vegetales oceánicos, se digieren bien en ambientes ácidos o alcalinos , así que van con cualquier cosa: proteínas, aceites y mantequilla , granos , vegetales con almidón, limones y limas.

2. Come frutas con el estómago vacío

La fruta es un gran alimento, pero podemos desperdiciar todos sus beneficios si no quebramos algunos mitos.
La fruta NO es una selección saludable como postre, ya que luego de la comida estaríamos obligando al cuerpo a eliminar otro tipo de acido gástrico para digerir y nuevamente estaríamos forjando un pequeño caos.
Una digestión saludable se produce en un lapso de 2 horas, espera a sentir que esta completa y come la fruta que desees, la cantidad que te guste pero solo una variedad, ya que incluso en la combinación de frutas hay que dedicar una especial atención, pero se los explicaré en otra entrada, porque es un poco extenso.

3. Bebe agua fuera de las comidas

El agua puede relentizar la digestión de los alimentos, por eso es aconsejable beberla 20 minutos antes o 20 minutos después. Aunque muchos dicen que es un mito, los que tienen problemas digestivos sentirán un gran cambio en cuanto consigan lograr este nuevo hábito.

4. Come hasta sentirte 80% satisfecho

Pocas sensaciones corporales son tan incomodas como comer en exceso. Cuando esto sucede el cuerpo pasa factura casi en forma inmediata: indigestión, dolores estomacales, acidez, sueño, o todo lo contrario, no poder dormir relajado. Para evitarlo, intenta poco a poco dejar tu estómago un 20% vacío para que el proceso digestivo sea mucho mas simple. Con esta elección también te sentirías mucho mas ligero y las ganas de dormir luego de una ingesta será historia.

5. Mastica bien cada bocado

Para mí, éste es el punto más importante de todos. Masticar al máximo cada bocado, formar un buen bolo alimenticio es -también- ayudarle al cuerpo ahorrar energía en la digestión. A parte que cuando masticamos bien los alimentos, hacemos una especie de pre-digestion dándonos la maravillosa posibilidad de fabricar enzimas, estimular el metabolismo, contribuye a la higiene bucal, comemos menos- da sensación de saciedad- pero por sobretodo empiezas a disfrutar de los sabores más intensamente y no necesitamos líquidos para poder “empujarlos” hacia adentro.

De todas maneras, recuerda siempre, que mientras más simple sea la comida y menos mezclas hagas, mucho, pero muchísimo mas fácil será la digestión.

 

Puré de coliflor (reemplazo para el puré de papas)

image

Para los amantes del puré de papas con carne asada, milanesa, pescado o huevos,  les traigo una opción riquísima para reemplazarlo ya que la papa es muy alta en almidón. Incluso es genial para los diabéticos ya que el puré tradicional  va como “tiro” a la sangre provocando que se eleve la glucosa.

Ingredientes:

  • 1 coliflor mediana.
  • una cucharada al raz de ghee (haz click aqui para aprender hacerlo en casa)-veganos pueden reemplazar el ghee por aceite de aguacate-
  • un diente de ajo picado.
  • sal marina o del himalaya, pimienta y nuez moscada a gusto.

Procedimiento:

  1. Cocer la coliflor al vapor.image
  2. Mientras sofreír el ajo en la cucharada de ghee  hasta que quede doradito y reservar.image
  3. Poner la coliflor en un recipiente, agregarle el ajo sofrito, sal marina, la pimienta y la nuez moscada y pasarlo todo con una batidora de pié.image
  4. Probar la preparación y servir con lo que más te guste.

Sugerencia de menú:

En la foto a continuación todos los alimentos estan cocidos con agua, ya sea al vapor, poché, y al horno en su propio jugo. El aceite de olivas se lo agregué luego. Es de excelente calidad, de primera prensada en frío y crudo. Sé generoso con el aceite de olivas (siempre crudo, porque su punto de humeo es muy bajo- 160 grados centígrados- no es una buena elección para cocinar) que es riquísimo en vitamina E.

image

 

Una vez más espero de todo corazón haberles puesto al alcance una herramienta más para ayudarlos a concretar poco a poco pequeños pasitos hacia la transformación de tu vida, pero recuerda, muchas veces, el quiz de la cuestión no está solo en lo que comemos, si no qué es una combinación de todo. Claro que la comida es importantísima (no quiero restarle valor) pero mucho mas importante es saber que le decimos al cuerpo, cada pensamiento es un mensaje que enviamos a cada célula, intenta que esa comunicación sea lo mas sana posible, ama a tu cuerpo, hazte ese regalo cada segundo de tu vida.

Con todo mi amor,
Caro.

Fuente: Body Ecology Diet

Ensalada Asiática Fría

image

Después de algunos meses,  por fín publico una de mis recetas preferidas. No solo porque es riquísima, si no porque también es muy económica, rinde mucho y es super versátil.

Me la enseñó una amiga tailandesa hace muchísimos años, cuando aún no era mamá y vivíamos en Alemania. Ella como yo, somos apasionadas de la cocina y el buen comer. Así, a parte de divertirnos mucho juntas, compartíamos nuestras culturas culinarias.

La receta es super asequible, solo hay que tener un buen cuchillo para cortar finamente las verduras crudas para que  luego sea más fácil masticar y saborear.

Los fideos Celofán

Esta ensalada se prepara con fideos celofán, son tipo cabellos de ángel pero de arroz, . Es muy típico de la cocina asiática.  No tienen ni fibra, ni ningún valor nutricional, pero no contiene gluten y se digiere fácilmente. Durante el proceso, existe una cómoda sensación de ligereza.
Para su preparación se calienta agua y un poco antes de romper el hervor, se retira del fuego y se sumergen los fideos, se los deja unos 5 minutos y se los retira “al dente“, ¡pero cuidado!, porque si se los deja más de 10 minutos, puede pasar que se ablanden demasiado. En caso que te gusten así, ya sabes como proceder. Por otro lado lo que más me gusta, que si bien es un producto industrial, solo tiene dos ingredientes (que puedo leer jejeje) en su receta de elaboración y lo hace “más seguro”.
La ensalada es fría e ideal para los días de calor. Todos los ingredientes principales exceptuando los fideos, son crudos, pero también sirve para los días de frío, donde necesitamos una receta rápida cuando estamos con poco tiempo.

 Hoy se las traigo con verduras económicas y fácil de conseguir, pero también podes usar tu imaginación y divertirte con otros ingredientes, como frutas tipo papaya o mango, que le dan un sabor super exótico.

image

 

Ensalada Fría Asiática

    Ingredientes

  • 4 paquetes individuales de fideos celofán.
  • 1 zanahoria.
  • 1 pepino.
  • 1 pimiento rojo.
  • 
1 puñado de cilantro fresco.
  • 1 jugo de lima o limón.
  • 1 diente de ajo.
  • 
1 cucharada de jengibre fresco.
  • 1/2 taza de maní/cacahuate tostado y sín sal.
  • 
2 cucharaditas de aceite tostada de sésamo.
  • salsa de soja y sal a gusto.
  • 
pimienta cayena o chile opcional.Procedimiento:Unas 

2 horas antes de aliñar la ensalada preparar los fideos como lo explique más arriba o como indique el paquete (también los podes hacer la noche anterior y guardarlos en un tupper cerrado en la heladera, la idea es que estén fríos).

 Una vez listos, reservar en la heladera.Empezar a cortar las verduras como más te guste. Yo preferí, esta vez, cortarlas en bastones pequeños y finos, pero también queda muy bien en cubos pequeños. Reservar.

image

Exprimir el limón o la lima, y aquí les paso un dato importante, en caso de ser limón amarillo, solo usen la mitad de uno, en caso de limón verde o lima, con el jugo de dos pequeños queda muy rico. Luego agregarle el ajo picado bien chiquito, el jengibre, la sal, el aceite de sésamo y la salsa de soja. Éste será el aliño.

image


Para el maní, pueden hacerlo en dos opciones, lo pican un poco o lo agregan entero. Como mas les guste, de ambas maneras queda delicioso.

 

image

Una vez que todos los ingredientes están en el bol, mezclar bien y volver a llevarlos a la heladera un ratito para que recupere el frío.

image
¡Y listo! a lavarse las manos, la comida esta pronta :-).


¡ATENCION!, salsa de Soja: leer muy bien la etiqueta
.

Normalmente se piensa que la salsa de soja es un alimento sano, pero lamentablemente, hoy por hoy, no es así. En los procesos industriales se ha convertido en un producto dañino.
Cuando vayan al supermercado, lean detenidamente la letra chiquita de los ingredientes. Normalmente tiene: azúcar caramelizada, trigo (gluten), sal y conservantes. En general, es solo azúcar quemada con muchisíma sal refinada, los dos ingredientes mas difíciles de la nutrición… pero que no cunda el pánico, por suerte, existe una alternativa: el liquido de soja Bragg fermentado naturalmente respetando los procesos tradicionales. Libre de gluten, hecho con soja no modificada genéticamente (non-GMO) y por sobre todo, nos aporta fácilmente 16 aminoácidos esenciales y no-esenciales. Bragg es una marca que se especializa en cuidar y respetar los procesos naturales como del vinagre de manzana, aceite de olivas, entre otros.

Y como último consejito, intenten siempre preparar el alimento tranquilos, conectados con ellos, dedicale lo mejor de vos y agradecelo. Entra en comunión con él, porque aunque parezca raro, este proceso, también es necesario para la buena salud…los alimentos no son solo eso, son la energía que necesitamos para estar activos, sanos y felices.

Bueno, ya nuevamente en carrera, estoy muy feliz de dedicarme al blog y a todas las cosas que estoy trabajando y pronto, compartiré con todos ustedes.

Gracias por leerme, por seguirme y acompañarme en este camino.

Con amor, Caro.

 

 

Avena cruda para desayunar

avena cruda con leche

Cuando comenzamos hacer cambios en nuestra dieta aparece una clara pregunta: -¿y ahora qué como?. La respuesta es bastante sencilla, aunque no lo parezca. Por mi experiencia, lo que mejor resultado me da, es organizar y planificar mi alimentación aunque sea una noche antes, así tengo el tiempo ideal para activar en agua, granos y semillas.
Hoy les traigo una ayudita para despertar un poco la creatividad a la hora de comer.
El desayuno es por lo general, lo que mas nos pre-ocupa. Todos sabemos que es el alimento mas importante del día. Luego de transcurrir las 8 hs de descanso, el cuerpo necesita hidratarse y llenarse de energía, para encarar la jornada.

Por eso les traigo una propuesta riquísima: avena cruda.

La avena, es un cereal con un gran aporte de beneficios:

– Es alta en fibras, ayudando al tránsito intestinal.
– Te  mantiene saciado por mas tiempo gracias a la digestión lenta.
– Es una excelente aliada para la salud del corazón, porque ayuda a bajar los niveles de colesterol. – para quienes quieren perder peso, tiene solo 130 calorías por taza.
– Para los celíacos es una buena opción, porque NO tiene todas las proteínas del gluten. Salvo que tu sensibilidad sea demasiado alta, entonces primero probar con un poco antes de incluirla en la dieta cotidiana.
– Previene enfermedades como el cáncer y la diabetes tipo 2. También al ser digerida lentamente por el cuerpo, estabiliza los niveles de glucosa.

Ahora si, teniendo un panorama general, vamos a lo importante…¡manos a la obra!.

Ingredientes:

-1 taza de avena entera.
-3 tazas de agua filtrada.
– 1/2 taza leche de almendras.
– 3 dátiles.
– fruta de estación cortada a gusto.

Procedimiento:

La noche anterior, antes de ir a dormir, poner en un bol, la avena con el agua y dejar en remojo durante toda la noche. Al proximo dia, colar la avena y enjuagarla un poco con agua filtrada. ¿Te preguntarás para qué este proceso?, es para que la copos esten mas tiernos y fáciles de masticar, pero principalmente para que el acido fítico (un antinutriente) que poseen todos los cereales, semillas y nueces sea eliminado en el proceso de activación.

avena activada

Luego de colar bien el agua, la ponemos en un bol y reservamos.

En una licuadora ponemos los dátiles y la leche. Licuamos bien todo y lo agregamos a la avena.

Cortar la fruta que elegimos… puede ser manzana, banana (plátanos), frutillas (fresas), cerezas, arandanos, duraznos (melocotón), peras o lo que te den ganas de comer ese dia y listo para servir.

Como dato extra, podes ir variando y ponerle cacao en polvo o canela. También algunos cacao nibs le daran un toque especial y nos tomamos una buena ración de magnesio.
Para quienes no consiguen dátiles, pueden tener como opción la miel, pero siempre es bueno elegirla de un productor local y cruda, o sea SIN pasteurización (su consumo no recomendable para menores de 1 año).

¡Buen provecho!.